.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 13 de agosto de 2008

Haiku verde


Aroma fértil
entre sus comisuras
nace la vida.

(Xu Wei acompaña)

4 comentarios:

  1. Esta serie de haikus me ha parecido excepcional, mi enmudecido amigo...

    maravillosos.

    ResponderEliminar
  2. Exageras, lisonjero...

    Jaj, (sólo pruebo)

    ResponderEliminar
  3. Pues me parecen un ejercicio de sensibilización que voy a intentar también. Belleza breve, cadencia y nubes, canta el silencio. Un abrazo. Francisco Aranguren.

    ResponderEliminar
  4. Ya has empezado, Francisco. Oriente y Occidente deben abrazarse en un punto: en el de la escritura. Las Olimpíadas pasan, las Letras -sean cuales sean sus signos y sus alfabetos- permanecesn y nos vinculan. En ese sentido, bienvenido los haikus japoneses o la esencia china de Li Bai Po. No es nuestra tradición, pero es nuestro descubrimiento. Y si no descubrimos otros mundo, ¿qué podemos esperar de éste sino el envejecimiento prematuro?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar