.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 16 de agosto de 2008

Haiku cordial



Llamas de sangre
un cerco de espinas
rasga el deseo


2 comentarios:

  1. Genial la serie, Fackel, te está quedando de miedo...

    PD: y sigues con tu extraños silencios... a veces me da la impresión de que no quieres tener interlocutores y que pasas de todo, lo cual te honra, claro.

    salud

    ResponderEliminar
  2. Disculpa si parezco descortés, pero es más sencillo que todo eso. Uno se debate entre no saber siempre qué decir y el tiempo. No sé, ¿o es sólo una excusa? La vida está llena de interlocutores y nos debemos unos a otros, lo cual aclara mi posición. De verdad que lamento no ser puntual al responder. Uno viene del caos y es tan escasamente disciplinado...

    Salud, hermano.

    ResponderEliminar