La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



viernes, 7 de diciembre de 2018

Aforismo de nuestros días





Mientras algunos discuten sobre si son galgos o podencos, ellos ladran, enseñan su verdadera dentición y tiran a morder.



(Fotografía de Daido Moriyama)

8 comentarios:

  1. Es que hablando de animales, ya lo sabes, la cabra siempre tira al monte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca dejó de tirar, y de balar. Ahora puede volverse más salvaje, de nuevo.

      Eliminar
  2. Si el galgo o el podenco no comen, no tendrán fuerzas para morder.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, pero algunos en su empeño de insensatez y de ignorancia, también de perversa intención, se empeñan en nutrirlos. Ni siquiera se les ocurre pensar que antes o después muchos perros muerden la mano de quienes les dan de comer.

      Eliminar
  3. Sol caliente, mucha luz y una foto en un noticiero: En una secuencia longitudinal aparecen varios animales de la misma especie. Estoy empezando a creer en los agoreros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mismos canes con análogos collares, eso sí, hambrientos y sedientos, de poder y de venganza.

      Eliminar
  4. Qué certera esa fábula. Deberíamos salir pensados y debatidos de casa, preparados para evitar mordiscos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Estoy comprobando que lo que no debatamos en nuestro interior no tendrá muchas posibilidades de ser debatido fuera. Se impone por ese mundo la repetición de la estupidez -no el criterio personal- y el alineamiento con las bestias pardas. De ese modo es tan difícil el intercambio de pareceres, ya no digo el diálogo constructivo.

      Eliminar