La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



domingo, 12 de agosto de 2018

Dead Can Dance. Los muertos pueden bailar...con Góngora





El británico Brendan Perry y la australiana Lisa Gerrard formaron en 1981 el grupo Dead Can Dance. Permanecieron unidos hasta 1998, aunque en diversas ocasiones volvieron a reagruparse para realizar giras internacionales. No sabía que una de sus canciones está basada en una poesía célebre de Luis de Góngora, Da bienes Fortuna. Pienso que Góngora no haría ascos de la versión anglosajona, sino todo lo contrario. Y sobre el contenido de la poesía, que cada cual haga su reflexión. Es de actualidad cuatrocientos años después.


Da bienes Fortuna
que no están escritos:
cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos.

¡Cuán diversas sendas
Se suelen seguir
En el repartir
Honras y haciendas!
A unos da encomiendas,
A otros sambenitos.
Cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos.

A veces despoja
De choza y apero
Al mayor cabrero,
Y a quien se le antoja;
La cabra más coja
Pare dos cabritos.
Cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos.

Porque en una aldea
Un pobre mancebo
Hurtó sólo un huevo,
Al sol bambolea,
Y otro se pasea
Con cien mil delitos.
Cuando pitos flautas,
cuando flautas pitos.






Fortune presents gifts not according to the book
Fortune presents gifts not according to the book
When you expect whistles it's flutes
When you expect flutes it's whistles
What various paths are followed in distributing honours and possessions
She gives awards to some and penitent's cloaks to others
When you expect whistles it's flutes
When you expect flutes it's whistles
Sometimes she robs the chief goatherd of his cottage and goat pen
And to whomever she fancies the lamest goat has born two kids
When you expect whistles it's flutes
When you expect flutes it's whistles
Because in a village a poor lad has stolen one egg
He swings in the sun and another gets away with a thousand crimes
When you expect whistles it's flutes
When you expect flutes it's whistles







(La primera fotografía está sacada de Last.fm. La segunda, de Luxembourg Times)






4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Fortuna e infortunio: dos términos antitéticos: dos mundos: dos continentes: dos suertes. ¡Malhaya!

      Eliminar
  2. Y nos sentimos engañados desde los orígenes por el mero hecho de haber nacido y confirmamos nuestra impotencia e inventamos el término “justicia”. Si le añadimos lo de “divina”, la repanocha, esa tan necesaria para el consuelo y cierto orden social

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de justicia divina es el colmo de la hipocresía humana. Esa casta que habla de justicia para otros mientras no se deja aplicar para y sobre sí la ordinaria, como todos sabemos. Góngora y otros lo percibieron en su tiempo y aún colean. Si ya cuesta consolarse con la justicia humana, imagina lo que puedes esperar de una invención. Cuando pitos, flautas; cuando flautas, pitos.

      Eliminar