La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



miércoles, 18 de abril de 2018

Deriva del día siguiente















ES INCIERTO cuanto se tiene por delante. Incierto el mismo adverbio, jactándose de una ubicación aún no pisada. No por hacer planes el suelo es más firme, ni por echar cuentas más seguro, ni por pulsar el silencio del cuerpo está más garantizado. No hay un lugar para el día siguiente hasta que amanece. Solo la presunción y la costumbre, esos viejos mercachifles que por la noche se emborrachan dentro de nosotros y nos arrastran a la partida de trileros cotidiana, nos hacen creer que despertaremos. En la alborada un gallo, si es que aún queda alguno, cantará por nosotros. Y aun y todo habrá quien lo niegue.



(El fotógrafo Boris Smelov recorriendo las calles)


16 comentarios:

  1. Que esa inteligencia y agudeza para utilizar las palabras vaya a veces acompañada de una ferocidad de tigre de Malasia hace tu lectura tan irresistible como deseada. Mientras tanto tú, quijotista impenitente, escondido entre los arco iris de tus entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hidalgo ingenioso es uno de mis maestros aunque no haga caso muchas veces a la llamada a la prudencia que destila en toda la obra. No en vano cuando murió mi padre a una edad muy avanzada y dije unas palabras de reconocimiento laico y cabal, o eso pretendí, al borde de su sepultura cité uno de mis lemas:

      "-¡Ay! -respondió Sancho llorando-. No se muera vuesa merced, señor mío, sino tome mi consejo, y viva muchos años; porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía."


      (Capítulo LXXIV de El Quijote. Ilustración de Saura)

      Ese párrafo es una clave para el vivir cotidiano.

      Gracias.

      Eliminar
  2. Y aun y todo habrá quien lo niegue..." Si, aunque la certeza invada la visión.
    Somos poco proclives a creer en la realidad, vivimos en paralelo a nuestro pensamiento y dibujamos Itacas (eso me suena a algún honorable trasnochado).
    Decía mi madre que todos soñamos con quien no dormimos, una frase que llevo presente, si, pero cada vez que me ocurre me voy al Eclesiastés, lo abro y releeo a Salomón, en su 1:1...Vanidad de vanidades, todo es vanidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frase de tu madre es tremenda y con más de una lectura. (El YO y el otro Yo andan por medio, aunque la expresión parezca que da solo a entender algo más próximo y de este lado.

      En lo de la cita del Eclesiastés, que siempre me ha gustado y compartido, hay que ver qué poco caso han hecho los seguidores de la Biblia y sus instituciones, harto pomposas por cierto.

      Pero la necesidad de los mundos paralelos parece imprescindible para el sobrellevar cotidiano, ¿no crees? El problema es si los mundo paralelos nos ciegan del todo, nos matan incluso a corto plazo o son un aliciente que controlamos de alguna manera. Un abrazo.

      Eliminar
  3. La incertidumbre viste de espanto y esperanza porque en ella vivien el miedo y la evocación. Es la antesala de la lágrima y la sonrisa porque tras su cortina, la realidad nos muestra la promesa o la expectativa, cumplida o incumplida. Antes de bañarnos en la realidad, preferimos soñar. Nos gusta arroparnos del manto de incertidumbre porque, en el fondo, nos encanta dejar de ser nosotros mismos durante algún momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, e incluso tras la realidad decepcionante o que no cubre nuestras expectativas elegimos seguir soñando, planeando, risueños no obstante la incertidumbre. Somos incluso cuando dejamos de ser (mientras vivimos) Saludo.

      Eliminar
  4. Me parecen afortunados quienes viajan por mundos imaginarios, no materiales necesariamente, su tiempo, el que sea, les resultará más grato. ¿Será por ello que a algunos nos guste crear y/o zambullirnos en lo que otros crean? en el ámbito que sea: pintar, escribir, danzar, etc.. Ese me parece el único consuelo ante la merma natural de la existencia puntual además de relativizar, empezando por lo más cercano, eso que llamamos uno mismo. Pero todo esto lo sabes de sobra ¿verdad?
    Gran realidad la que narra Tot mientras se establezcan diferenciaciones. Permítaseme un simil: parece que según "las lineas" se van borrando se acercan entre si, especialmente si las introducimos en H2O y la simplificación final, origen de próximas disensiones exo/endógenas se trataría un solo trazo. No hay más que sintonizar con el mecanismo de engendrar vida.
    ¡Será por recursos para encontrar consuelo!
    Un saludo aunque sea entre la niebla de la bella imagen que nos muestras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien más o quien menos navegamos por esos mundos, con arreglo a las posibilidades y capacidades de cada cual, pero siempre a la carta. Malo el que no lo haga. ¿Será por eso que han cundido tanto las religiones, las literaturas, las imágenes multiplicadas, los paraísos artificiales, etc.? Ya sé que tienen todas distinto carácter y que las hay creativas y destructivas entre tanto maremágnum de ficción. No obstante no hay que desproveerse del mundo de la Razón ante el ejercicio de realidades duras. Tal vez incluso necesite una inyección imaginativa superior que lo alivie y sea más accesible. Mientras tanto...

      Y sobre el H2O, ¿qué decir que no sepas? Ah, aquel deseado y acogedor líquido amniótico: qué lejos queda.

      Eliminar
  5. (Tertia vigilia):


    LOS PRIMEROS TRAZOS

    Busco el secreto del nuevo aprendizaje:
    después de que mi boca y mis manos y mi cuerpo todo
    sujetaran los pechos de  otro cuerpo
    y se hundieran en él para nacer de nuevo


    después de que todas las palabras que me iban llegando
    con dos tonos dos cadencias dos silencios
    me mecieran en su armonía delicada

    después de que mis piernas sostuvieran
    mi fragilidad nerviosa
    concediéndome una independencia irrenunciable


    ¿cuál era el secreto del aprendizaje que iba a tensar mi ser para siempre?


    la noche es profunda y el fuego crepita y los aromas de cocina
    envuelven a los personajes


    eras cuanto había en ti padre mío
    y todo te había sido dado por ti mismo
    y sin apenas haber tenido nada antes
    todo lo habías estado haciendo para mí


    has tomado mi mano diminuta has invocado algo que llamas letra
    luego juntas una letra con otras y la nombras palabra
    y tu mano delgada pero suave conduce a la mía
    por un territorio sorprendente de nuevos gestos


    mano y voz gesto e imagen movimiento y parada
    todo el mundo se reduce a unas letras tras otras
    ¿se reduce o se amplía?


    dices gato y yo repito
    escribes gato y yo miro sin entender un dibujo que no es un gato
    pones entre mis dedos una herramienta extraña
    que más adelante será parte insustituible de mí
    y presionando mi mano con ella dibujamos signos extraños en un papel


    una y otra vez y de nuevo y así seguidamente
    me enseñas unos trazos
    un ejercicio una dirección un significado
    el valor del tesón


    ¿dónde se esconde el gato tras aquel dibujo de letras como lo llamas?


    una mano sobre otra mano dibujan con un segundo rostro al gato
    desde entonces el animal no será nunca tal
    por mucho que maúlle
    sin su nombre escrito


    y un día cuando no me lo esperaba
    dejas mi mano suelta y yo me pierdo en el bosque de letras


    y sigo perdido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que le gustó o le resultó curioso este poema de aquella sombra de una nube...

      Eliminar
    2. Se escribe por algo, aunque no para algo. Eso he aprendido de ti. Eso me has enseñado.

      Eliminar
    3. Bueno, por y para son complementarios en el individuo, aunque ambos se queden actuando dentro de uno mismo.

      Eliminar
    4. Incorrectas sus últimas apreciaciones. Y no crea, caballero, que ve lo que nos gustó o resultó curioso de su poema. Si realmente hubiera visto cómo personas de distinta razalo comprendían y recitaban con máximo cuidado y en otro idioma sus palabras, usted, a quien imagino desmadejado en un sillón y escéptico, se hibiera caído al suelo.

      Eliminar
    5. Soy receptivo a que me lo explique con mayor claridad; las incorrecciones siempre me enseñan; las posesiones de la fantasiosa verdad no, nunca, jamás.

      Eliminar
  6. Para mí, lo que llaman prosa poética.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la senda de las expresiones y los escritos están muy trilladas, pero cada cual tiene su era, su cultivo y sus herramientas para que fructifique su campo. Wallace Stevens tiene un adagio: "No se escribe para otro lector que uno mismo", entiendo que eso ya lo justificaría todo. Si los lectores testigo se suman pues bien. Muchas gracias por comentar.

      Eliminar