.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 19 de septiembre de 2017

La Lamentable desaparece









La lamentable desaparece. Lo han decidido quienes venían haciendo esta página desde hace seis años largos. El país de países  -los bobos la llaman la nación de naciones-  les ha debido cansar a los que formaban el alma y el cuerpo de la web. España y Cataluña, o monta tanto, o España a secas, de sequía y de secano, aburre al más resistente, salvo a los corruptos, los oportunistas y los insensatos. Como no llueva algo que haga fructificar a sus pobladores estaremos buenos. Como no haya oxigenación, fecundidad y buenas cosechas tolerantes y con futuro nos cansaremos todos. Marcelo en Ensilgor dijo que algo olía a podrido en Dinamarca. ¿Cuándo podremos dejar de aplicar la cita a nuestro propio país, incluido el que algunos intentan desligar, como si allí en el suyo estuvieran limpios de polvo y paja? Permítaseme decirlo: es lamentable que desaparezca La lamentable. Cualquier voz que nos deja huérfanos es una pérdida para el futuro. Nosotros veremos si preferimos andar extraviados o renacer.


http://lamentable.org/lamentable-adios-esp/


4 comentarios:

  1. Como verás, también la tengo como predilecta a la derecha de la cabecera.
    Desde hace seis años, seis.
    Lo bueno no aguanta esta atmósfera. Será por eso que la mierda hace que siga amalgamándome entre ella, y pasando desapercibido.
    Por otra parte me encuentro bien.
    Me refocilo y en algunas ocasiones, sino se me insulta hasta me encuentro incómodo.
    Era muy buena pagina. Muy buena.
    Salut por siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocí a José Martí Gómez en una Feria del Libro de hace dos años, que presentaba "El oficio más hermoso del mundo", y allí estaba Javier del Pino que le tiene como colaborador del programa "A vivir que son dos días" en la SER de los fines de semana. Dieron una charla en la que concitaron muy buen audiencia y nos deleitaron con anécdotas y situaciones vividas por ambos.

      Era La lamentable una página plural, relajada y con criterios y opiniones sensatas. No sé si el cansancio de quienes colaboraban en ella o la situación enrarecida en la política española en general y en la catalana en particular (habrá que aceptar lo que cuenten ellos) les ha decidido a tirar la toalla. A lo largo de mi vida he pasado situaciones en que olía a podrido de manera discontinua o continuada, según. Lo podrido de hoy es además peligroso. Y lo malo es que no se ataja la porquería, una labor que habría que asumir desde todas las instancias.

      Esperemos que no cunda el ejemplo. Habrá que instar, por otra parte a que aquellos miembros de La lamentable que aún mantengan cierta esperanza y vigor intenten continuar desde otro lado. La expresión nunca muere.

      En fin.

      Eliminar
  2. Mucho desánimo hay por aquí y es comprensible que se desfallezca.
    Espero que pasen pronto estos malos tiempos, quizás algún día reanuden el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando pincha la salud hay fiebre, dolores de aquí y de allá, tensiones altas, diarreas, etc. etc. Los síntomas nos deben conducir a analizar el mal. Y al mal hay que atajarlo. Protocolo nada fácil de seguir si no se tiene clara intención de superar el estado insano.

      En el tema de ese blog pues también hay que ver que es más difícil de llevar un "negocio" colectivo porque los socios deben entenderse y esto no siempre ocurre. Hablo por hablar. Si quiebran los blogs de un solo individuo ¿qué garantías hay de que el de grupo sobreviva más allá de un tiempo? Como todo. Conozco más casos.

      ¿Sabes lo que te digo? Que a blog muerto, blog puesto. Mira, no lo había pensado, un desafío para los personajes raros y heteronomizados, jaj.

      Eliminar