La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 22 de agosto de 2016

Brindis por el 2006




Me apetece hoy brindar con cebadas bien malteadas y lúpulos a todas las máscaras que en mí habitan. O mejor dicho, junto con todas las personalidades que se miran entre ellas con ojos diversos y voces alternas y complementarias. Entiéndaseme. El que esté libre de máscaras -conscientes, subconscientes, inconscientes o reunidas- que tire la primera espuma. Yo me quedo con la espuma y también con los posos. Salud siempre.




8 comentarios:

  1. Puñeteras máscaras, más nos vale que se lleven bien entre sí. Salud.
    Ya sabe vd. que en estos momentos brindaré con manzanas, por poco tiempo ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veamos las máscaras con malos ojos y mucho menos con temor. Son nuestra representación adecuada a cada tiempo, momento, paisaje, personas... Manzanéese usted bien, entonces.

      Eliminar
  2. Ummm permíteme un trago de cava, brut-nature, a no más de 5º, que la copa sea muy fina y a poder ser helada...
    Ahora hagamos chin-chin
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que objetar a las preferencias de cada cual con sus líquidos. Por mi parte, los rituales deben adaptarse al sentir interior y al placer de compartir. Gracias, Miquel.

      Eliminar
    2. Me apunto al bridis con cava, brut nature. ¿Dónde conseguirlas fuera de Catalunya?

      Eliminar
    3. ¿El cava? Es posible aquí, es posible.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Sin que beber mate, para poder seguir bebiendo/viviendo.

      Eliminar