La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 19 de marzo de 2016

Hito Steyerl











8 comentarios:

  1. There's a point: Our own life understood as art. A duty free kinda art. But first of all one must explain to oneself and others what does he or she understand as art, duty and free.
    Then comes the second video which seems to resume that same proposition.
    Chico, como me pongas videos en ingles sobre cuestiones interesantes me metamorfoseo tanto que luego siento la pena de volver al estado nacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, ya no sabe uno si la vida hay que entenderla como arte, artificio o aproximación pícara. De cualquier manera que los procesos de comunicación de hoy son extremadamente ladinos, sinuosos, con oscuras pretensiones y objetivos largos que se vuelven contra el ciudadano normalito no me cabe duda. Sigue buscando en la red conferencias de esta señora, tú que puedes felizmente seguir su lengua (ella es alemana y su fluidez en deutsch & english son extraordinarias)

      Eliminar
  2. Entronca con Berardi (Bifo)
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me había ocurrido (tampoco conozco lo que piensa Beradi, ¿es interesante?) Salud.

      Eliminar
    2. Berardi es una máquina de pensar, te recomiendo su libro Félix.
      Salud

      Eliminar
  3. Muy interesante. Hay algo que me fascina y que a menudo me produce una singular perplejidad, algo que esta mujer expone nítidamente, y es la paradójica dificultad que supone, hoy en día, acceder a lo obvio.
    Mi agradecida enhorabuena por esta interesante publicación.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acaso porque lo obvio y natural se ha soterrado. Interesa ocultar la verdad neta y límpida para que crezcan los discursos de la manipulación y de los negocios, sospecho (ambos van unidos) Hasta los presuntos díscolos de la emergencia electoral española han pasado de lo evidente contribuyendo a desvirtuar la lengua de al pan pan y al vino vino para hablar de la gente o de correr y atarse los cordones. De pena.

      Eliminar