La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 20 de febrero de 2016

Diario apócrifo, 6















"...Al principio pensé que lo más importante para mí era ser poeta. Yo me empeñaba en la máscara y nunca sabía con claridad si la poesía era el aprendiz a tientas que llevaba dentro, primero para distraerme, luego para conocer a otros, más tarde para reconocerme en esa especie de círculos concéntricos de la expresión escrita. Hasta que mi maestro me lo aclaró: lo importante es ser hombre antes que poeta y sentir en ti antes que nada; todo lo demás vendrá por añadidura. La que tú pongas de tu parte, que no la caída del cielo, añadía jocoso..."


(Caricatura de Torres)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada