La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







martes, 10 de noviembre de 2015

Somnia (Incógnita)












Estoy sentado en la linde entre un erial y un camino que no sé a dónde conduce. Aparece con irritante lentitud un tren, transversal a mí, que no se detiene y del que tampoco conozco ni estación de procedencia ni de destino, y que no lleva pasajeros.


(Fotografía de René Groebli)

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Cierto. Pero lo que más me confunde es lo de que no lleve pasajeros ese tren.

      Eliminar
  2. es la vida, un tren sin pasajeros
    con un destino que no podemos anticipar
    déjala ir, y construye tus sueños desde el vaporoso
    humear de la locomotora, abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿O será que, no obstante estar rodeados de tantos, al final sólo es uno mismo el que tiene que afrontar su soledad? Una amiga me decía una vez: se muere como se vive, solos.

      Eliminar