La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







miércoles, 22 de julio de 2015

Hallazgos: la belleza ígnea





No hace falta buscar la belleza. Ella te encuentra a ti. Tú sólo tienes que ser receptivo. Dejarte embriagar. Aislarte de la grey. Vaciarte de naderías. Desarmarte de pensamientos. Librarte de las palabras. Como mucho, conceder una interjección. No te prives del don de la mirada. La belleza siempre es epifanía. Para tu goce. 


(El ocaso prometía ayer tormenta. Era ya tarde y los truenos escuchados dejaron pasar de largo la electricidad sobre nuestras cabezas. A otra parte iría la furia del cielo. Fue un disfrute contemplar aquellas nubes preñadas con los últimos fuegos del día) 



6 comentarios:

  1. Amigo Fackel, aislamiento y liberación de lo superfluo, andarse con tiento y acercarse al templo de Delfos, sabiendo que la mirada de la belleza, como la de la Gorgona, puede petrificarnos.

    El templo de Delfos tiene dos frontones, en el de occidente está representado Apolo y en el de oriente Dionisos.

    Orden y medida ciñen los mármoles: lo apolíneo mirando al alba, por donde sale el sol y lo dionisíaco mirando al ocaso, por donde el sol se pone. Arrebato y caos bajo los olivos.

    Entre los dos frontones, quizás la belleza.

    En el interior del templo, grabadas en las paredes, hallamos estas inscripciones:
    Lo más exacto es lo más bello.
    Respeta los límites.
    Odia lo híbrido.

    Hoy el templo de Delfos es un jardín de ruinas, sobre los capiteles caídos hay lagartijas tomando el sol.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si lo más exacto es lo más bello (habría que matizar) Sí estoy de acuerdo en respetar los límites (pero a veces por no respetarlos se ha inventado lo inesperado y se ha avanzado) Y uno odia lo híbrido si éste es un pastiche (híbrido y sincrético suelen confundirse en el mundo de las ideas, las concepciones y probablemente de los cálculos, ¿o no?) No pretendo corregir a los grandes arquitectos de Delfos, pero sí discutir y generar debate. Al final todo concluye en que el reino de las lagartijas sabe triunfar sobre las ruinas.

      Salud y calma.

      Eliminar
  2. Será también roja la sombra de semejante belleza???

    ResponderEliminar
  3. A veces hay tanta belleza ahi afuera que siento que me supera :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa misma sensación la he tenido yo siempre. Me alegra saber que a otros también les pasa. Dosifiquemos y dejémonos en la medida de lo posible ungir un poco con sus efluvios. Gracias, Rubén.

      Eliminar