La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







martes, 21 de julio de 2015

Diálogos de una espera baldía




¿De qué hablarán los miserables de la Tierra mientras esperan a ni ellos saben bien qué? ¿Charlarán sobre la incertidumbre? ¿Sobre las historias que las mafias les hayan contado acerca de lo bien que van a estar en Europa? ¿Sobre que no tienen nada que perder porque allí de donde proceden van a estar peor? ¿Se contarán señuelos ya que huyen de las realidades? ¿Pensarán que van a ser acogidos porque unos seres humanos, supuestamente cultos y desarrollados, no rechazan a otros seres humanos? ¿Hablarán de las elecciones políticas, de la independencia, de las vacaciones pagadas de verano, del puesto de trabajo en su empresa, del Barça, del modelo de coche que se van a comprar en cuanto puedan...? ¿Qué han escuchado estas gentes acerca de la vida donde viven los ricos y en que no todos son ricos? ¿Qué migajas esperan recoger, acaso las migajas de las migajas? (Esta frase no es broma: veo todos los días recoger restos de alimentos y hasta colillas por las calles) ¿Cómo será el lenguaje de los fugitivos de esa otra dimensión? ¿Son humanos, en fin? 

Hace mucho, pero mucho mucho, algunos aún creíamos en internacionalismos proletarios que iban a resolver los grandes problemas de la humanidad. Error de cálculo de aquellos teóricos: nunca supieron, nunca supimos, la dimensión que iba a adquirir el mal vivir de millones de seres de esa otra especie a la que no la reconocemos como nuestra. Y donde nuestros niveles de consumo se debían, se deben, en gran parte a los que ellos nunca tuvieron ni por asomo. Y lo peor, y asústense todos: ¿hay acaso una frontera nítida, asegurada y duradera entre la condición de esos sin nada y la nuestra?







(Fotografías tomadas hoy de una galería de fotos de El País, edición digital)





8 comentarios:

  1. Ampliable a todo bicho viviente a lo largo de la historia.
    Quien dijo infierno? Basta con abrir los sentidos. Escuece tanto que invita a la renegación.

    ResponderEliminar
  2. "Reza para que el diablo regrese al infierno". No recuerdo de quien es esta frase.

    En fin, qué triste es todo esto, de verdad; este mundo tan im-perfecto,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el infierno está en esta vida, hermana. Triste, repugnante y se volverá contra nosotros.

      Eliminar
  3. Amplio en palabras e imágenes ajenas.
    http://youtu.be/4Vfn5 CV9jul

    picandovoy.blogspot.com.es/2015/05/perros-que -son-buenos-gracias-humanos html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El segundo enlace no me sale. Anda, y el primero tampoco.

      Eliminar
  4. Vale me aplico el cuento: nada de enlaces a dedazo en el móvil. Todo a través del portátil cuando consiga conectarlo en la biblioteca de turno.

    ResponderEliminar