La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







viernes, 3 de abril de 2015

Aspiración














Aspiración del común de los mortales: llegar a viejo. Tema recurrente, escepticismo cuando se habla de ello con otros, guiños irónicos. Mirada a la abstracción de la suerte. La suerte, antes de concretarse, siempre es abstracta, y el deseo de llegar vivo cuanto más lejos se pueda es, como toda abstracción y mientras no se materializa, mero anhelo. No, él no desea llegar a centenario de cualquier manera, no se trata de llegar por llegar. Se puede alcanzar una edad muy provecta simplemente como resistente y lúcido nato, su padre por ejemplo. Él es un exigente de la vida. Afanoso en su pretensión: llegar todavía creativo, modesto hacedor de pequeñas obras, sencillo hurgador en la trama humana. Sentirse en la intensidad y la constancia, en la medida de sus fuerzas. No en vano sus modelos, demasiado elevados para él en cuanto demiurgos pero paradigmáticos en lo que se refiere a alcanzar mucha edad  haciendo, siempre fueron Picasso o Casals o Nimoy y ahora, batiendo récords,  Manoel de Oliveira.


(Fotografía de Leonard Nimoy)


8 comentarios:

  1. La calidad por encima de la cantidad. La producción aún humilde: imprescindible. El humor, idem. El aburrimiento o conformación sinónimo de muerte prematura.
    Somos un buen puñado quienes lo compartimos.....hasta el último aliento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si que entiendes, me ratifico en ello.

      Eliminar
  2. Hay situaciones que no podemos dominar, como llegar a una edad avanzada lúcidos y activos, pero sí somos responsables de encontrar el mejor modo de vivir una vez que nos volvemos mayores.
    Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo inevitable o ineluctable, si prefieres. Pero ¿acaso no podemos amoldarnos de la mejor manera a los nuevos espacios temporales que se hacen notar en nuestros cuerpos? De eso se trata. Un saludo, Sandra.

      Eliminar
  3. Así es, no basta con llegar, es deseable el llegar lúcido, creativo y siempre con nuevos proyectos, aunque sean pequeños e inmediatos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la vida es un viaje a ninguna parte, detengámonos en estaciones que nos ofrezcan algo de su riqueza, por muy modesta que sea, donde nos sintamos hacedores y degustadores. Salud, Neo.

      Eliminar
  4. El cas de de Oliveira és increïble!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya desde hace años que veías que seguía cumpliendo y él seguía trabajando a lo suyo...todo un paradigma. Ojala pudiéramos, más por la calidad de lo que nos traigamos entre las manos y la mente que por la cantidad (de años)

      Eliminar