La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







domingo, 29 de marzo de 2015

Amén (no)















Y los hombres se llenarán la boca de palabras (vanas) Y vendrán días en que las palabras no significarán (nada) Y los cuerpos se sentirán huérfanos (sin referencia cabal) Y esas palabras encubrirán la esencia de las vidas hasta ahogarla. Pero el hombre no morirá (no del todo)




(Fotografía de Tomislav Peternek) 

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No busques que te dé la absolución, que soy impuro, hermana.

      Eliminar
  2. nada ni nadie muere
    todo se recicla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, no sé no sé. En términos abstractos o generales puede que tengas razón. Pero los acontecimientos y vidas concretos cierran ciclos sin retorno.

      Eliminar
  3. No morirá hasta que no abra la boca...intuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vas descaminado, pero ¿acaso se trata de ser mudos?

      Eliminar
  4. La música substituirà les paraules.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acaso la música -en sus manifestaciones primitivas- fue la que nos parió, Helena.

      Eliminar