La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 28 de marzo de 2015

Azar


















Nos indigna que el azar traiga muerte. Nos admira que el azar deje amor. Nos asombra su imagen bifronte. Acostumbrados a mirar el rostro luminoso ignoramos cómo se agazapan las sombras. Y de pronto, un día, el silencio.



(Fotografía de Branibor Debeljković)

5 comentarios:

  1. Hay que reconocer Don antorcha que los dioses le dotaron con el don del bello verbo. Año que he de añadir que también con el don para la elección de imagen.
    En serio, la presente imagen resulta cuanto menos invitadora. Con su permiso la incluyo entre las mías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Año" no, pretendía teclear "A lo que...."

      Eliminar
    2. Las imágenes, sean letras o fotos, forman un matrimonio del cielo y del infierno, que diría Blake.

      Eliminar
  2. El silencio y el terror que de ellas emerge.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces o muchas veces, lo que creemos luminoso no es sino un juego siniestro de las sombras.

      Eliminar