La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 2 de febrero de 2015

Post scriptum: navegaciones y regresos
















Cuántos hombres de nuestras ciudades habrán salido a conquistar el mundo y no habrán regresado. Marinos, pescadores, comerciantes, constructores, guerreros, artesanos...Unos se habrá amoldado a nuevas colonias. Otros habrán perecido en las travesías. A pocos les habrá sonreído el azar de retornar a su patria. Pero, ¿acaso no consiste en eso la vida, en intentar una y otra vez llegar hasta lo desconocido? Yo mismo fui audaz en mi juventud y pagué su precio. Los dioses me premiaron propiciando mi regreso. Muchos ansían volver a sus orígenes y aquellos que lo logran suelen llevarse una decepción. Bien porque nadie les espera, bien porque todo ha cambiado y no saben adaptarse. Me considero una excepción, pues sigo teniendo unos bienes, buenos amigos y entretenimientos que no le exigen a uno excesivo desgaste. Pude permanecer en otras regiones a las que alcanza el océano y haber sido igualmente feliz. No me quejo. Uno no debe añorar su procedencia y sí tratar de ser de donde es acogido. Los esclavos no tienen las posibilidades que tenemos nosotros y, sin embargo, muchos de ellos agradecen que les procuremos la supervivencia. Tiene razón Tera cuando dice que deberíamos ser menos déspotas y facilitar que los esclavos alcancen algo más que las ataduras que les depara su condición. Pero esta mujer es bastante díscola y no le faltó genio en las exequias de su hermano. Delante de todos reprochó que nuestra aristocracia sea tan huera en los homenajes a los muertos de su clase y se despreocupe de los padecimientos de los esclavos. Los esclavos no hacen exequias, fue el grito que pronunció con rabia. Y apostilló con energía: ¿Es que acaso a ellos se les niega la muerte?

Tiene confianza conmigo. Si yo le proporciono la oportunidad, seguramente se deshaga en confidencias. 



(Fotografía de Ferdinando Scianna)


2 comentarios:

  1. La entrada del escrito me ha hecho pensar en los emigrantes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, y encima cuelgo esa foto...Las migraciones son un fenómeno generalizado en el planeta, depende de ciclos y de necesidades. Pero no es solo el hecho físico, de desplazamiento. También, y sobre todo, mental, de ilusiones, de perspectivas, de adaptaciones.

      Eliminar