.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








lunes, 19 de enero de 2015

Post scriptum: la iniciación















Aunque tarde me he presentado en la celebración por la partida de Antinous, el hermano pequeño de Phaedra y Metea. Por más que al joven se le ha preparado para abarcar el mundo de las ideas él dice que quiere conocer el universo de los hechos. Que así entiende él la iniciación: abrirse al exterior para saber lo que el hombre lleva dentro. De momento embarcará con unos mercaderes y no tiene claro si enrolarse después en alguna expedición militar o dejarse llevar por gentes de paz. Muchos de los asistentes se han sorprendido de que Antinous, de escasa contextura para acometer acciones de conquista, acaricie tal capricho. Él ha proclamado con orgullo que lo que haga lo va decidir cuando se encuentre lejos de nuestra tierra, para que los sentimientos no le aflijan. En el fondo el joven desea arriesgar y hacer así virtud de su rebeldía. Sus hermanas dicen que no es el interés por las armas lo que le arrastra sino comprobar que más allá de Lesbos y del ambiente en que ha crecido hay otra existencia menos monótona. ¡Así ve él nuestras formas de vivir! Aburridas y poco dispuestas a proporcionar otra cosa que no sea sino exhibiciones y juegos florales con las palabras, dice Metea. 

Intuyo que ella ha influido en la decisión de su hermano. No en balde ha preparado una evocación elocuente y hasta cierto punto épica. Así ha hablado esta amazona encubierta: Celebremos la partida de nuestro osado hermano, que nos olvide temporalmente para que pueda saber quién es por sí mismo. Ha habido caras circunspectas y también emocionadas, y Metea ha sabido jugar con ambas actitudes. Encuentre lo que encuentre, que lo valore. Que aprenda a mirar el horizonte y a observar la dirección de los caminos. Que decida y tenga suerte en la elección, pues los hados a veces son benévolos y proporcionan más de una oportunidad, pero en otras ocasiones son implacables. Y que a su vuelta Antinous nos deslumbre con sus visiones y nos encandile con sus hallazgos.

He observado tras estas palabras cierta sonrisa irónica en tu rostro, Safo. Una de tus alumnas dilectas te ha salido un tanto díscola. ¿O sólo es una excelente actriz que ha aprendido mucho de tu perspicacia y sagacidad lúdicas?



(Fotografía de Herbert List)


4 comentarios:

  1. Se le desea fortuna para que alcance una "enriquecida y valiosa" vejez.
    Ojo, que cada quien interpretará estos adjetivos conforme a su propia naturaleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy joven y nadie parece tener en cuenta la edad provecta, fatídica...y gracias si se llega.

      Eliminar
  2. EMEJOTA ha hecho una observación que a mi se me ha pasado por alto. Y es muy buena.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Emejota sabe más por mujer que por astróloga...

      Eliminar