.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 6 de noviembre de 2014

La vieja cultura de Manitas de Plata






















¿Francés? ¿Español? ¿Gitano? ¡Flamenco! (Y no de Flandes) Ayer murió el guitarrista Manitas de Plata, Ricardo Baliardo para la ley, en Montpellier donde había nacido hace 93 años.  En el vídeo de 1967 aparece con Dalí en lo que hoy día se llamaría una perfomance o algo así. Me ha gustado el brío de su guitarra. Y los revoltosos arpegios que parecen recoger toda la lluvia secular del instrumento y de las gargantas de los sin patria. Otro de los vídeos me obliga a una reflexión de pasada sobre la gente sin territorio, sin Estado, sin nación, sin reconocimiento. ¿O acaso todo eso es sustituido a la fuerza por la subsistencia del clan y el poder de la canción?  La vieja cultura nunca muere.






6 comentarios:

  1. llegué a conocerle personalmente hace muchos años, era vecino de mi tía que vivía en Montpellier, era un mano lenta com Clapton, y tenia el duende.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, no soy experto en flamenco, ni lo amo con locura ni lo desdeño, depende. Lo reconozco, obviamente, cuando es bueno y sentido, y sobre todo cuando llega por gente sencilla y anónima y no grandes montajes comerciales. Principalmente lo he disfrutado en directo y por circunstancias casuales y populares con gran embrujo, podría decir. No sabía de Manitas de Plata y al indagar y ver la longevidad a la que llegó me llamó la atención, y le he hecho este homenaje humilde de traerlo aquí. Es curiosa tu anécdota, Francesc. Seguro que para ti aquella experiencia fue interesante. Gracias.

      Eliminar
  2. Incombustible ¡¡¡¡ Me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí? Y llegar a tan mayor desafiando las leyes de la vida de ese tipo de artistas...Un abrazo.

      Eliminar
  3. Manitas de Plata, sencillamente inclasificable. En mi ya larga vida, no ha habido celebración o viaje en que, en algún momento, no haya aparecido su libertario "galope".
    Un abrazo, y gracias por tan entrañable recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que nada provechoso quede en el olvido! Tomen nota las nuevas generaciones de la vida. Salud, Loam.

      Eliminar