.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 3 de noviembre de 2014

La carta de Jordi Savall al ministro del ramo
















Hace unos días Jordi Savall dirigió un carta oportuna y sesuda al ministro del Gobierno que dijo en su día que iba a salvar al país, exponiendo las razones por las que rechazaba el Premio Nacional de la Música. Os la participo.


Que cada cual saque sus conclusiones. 




8 comentarios:

  1. No ha podido expresarlo mejor el señor Jordi Savall. Estoy seguro (con diferencias obvias), que yo hubiese obrad de igual forma: ¡Eso es tener un par de cojones, y mirar a las cosas a la cara...!

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Mi conclusión: se puede renunciar a un premio, razonar el porqué del rechazo y hacerlo con elegancia, poner el dedo en la llaga, no para herir, sino para mostrar el foco de la infección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que más me ha gustado de Savall, Amaltea. En estos tiempos se agradece claridad y contundencia, pero también elegancia y medida.

      Eliminar
    2. Si se impusiera la templanza, sin menoscabo de la justicia y de la equidad...otro gallo nos cantaría.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¿A que sí? A ver si cunde. Siempre me pareció que el Premio es una manera de comprar voluntades y a veces primogenituras.

      Eliminar