.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 12 de junio de 2014

Imaginario, 89.




Sueño que mientras duermo una víbora muerde mi cuello y a través de él me extrae los pensamientos.



2 comentarios:

  1. Pues no queda otra que comer la víbora para recuperarlos.

    ResponderEliminar