.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 27 de mayo de 2014

Imaginario, 58.




Extraño sueño en el que mi amigo desaparecido me pedía con insistencia que escribiera sobre su vida, aun no habiendo terminado de vivirla.



4 comentarios:

  1. Tal vez ponía en tus manos su resurrección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su ateísmo no se lo hubiera permitido, pero la ilusión vana e imaginativa...¿por qué no?

      Eliminar
    2. Oh, no. Nada que ver con la fenomenología religiosa. Yo me refería a la auténtica resurrección.

      Eliminar
    3. ¿Hay una auténtica? Mira que yo dudo de todo...

      Eliminar