La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







jueves, 29 de mayo de 2014





4 comentarios:

  1. Es un esgrafiado singular.
    me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me fascina, qué quieres que te diga.

      Eliminar
  2. La máscara desnuda, supongo...
    Maravilla y horror hacia el que nos precipita cualquier intento por eludirla, como en tantas historias antiguas sobre el destino, porque somos nosotros mismos. Abrazo presente e insoportable de pasado y futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero debemos reconocer todo eso sin mayor dramatismo. Al fin y al cabo lo insoportable del error del presente y que nos pueda deparar el futuro ya existió desde las épocas de Gilgamesh, sospecho. Lo que me preocupa es que nunca tuvimos tamaña aproximación a datos e interpretaciones como disponemos ahora, que deberían servirnos para esquivar los golpes de la vida (personal y colectiva) La máscara siempre está desnuda. Incluso cuando la habitamos.

      Eliminar