.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 9 de abril de 2014

Transcurso de las palabras (la gatera)















...nuestra arraigada costumbre, no sé si manía, de encontrar palabras hasta en sonidos que no son palabras propiamente dicho, a eso lo llamamos onomatopeyas, aullidos o ladridos, rumor del viento, ruido de una máquina, el traqueteo de un tren, el despegue de un avión, el chapoteo, son onomatopeyas, otras maneras de enunciar palabras, y hasta el vocablo onomatopeya suena lindo, estructurado y a la vez oriental, rimbombante y académico, y entonces me digo ¿cómo representar el paso de las páginas de un periódico o de una pantalla táctil?, ese paso que apenas nos permite fijarnos en una noticia, menos reclamar una atención, aún menos reflexionar un instante, no te digo analizar en alguna medida una argumentación, carezco de onomatopeyas precisas para muchos gestos de desinterés, de desconfianza o de duda, y mira, caigo ahora en que debería inventármelas, y mientras me vienen o no me vienen visualizo posibilidades con los ojos interiores hasta caer en que si merecerá la pena, como uno se resiste a la desconfianza absoluta, uno no cree ni no cree respecto a lo que lee en un diario o en libro o en la letra pequeña de un seguro, visualizo, carezco de onomatopeyas para mantener un diálogo con situaciones o prácticas difícilmente nombrables, pero dejo una gatera en la puerta de mi casa cuerpo, de mi casa mente, de mi casa anhelo o de mi casa expectación, para que entren y salgan los seres fantásticos que aún me den sentido o que lo representen para que yo me lo crea y, si es posible, me divierta, pues para entristecerme no quiero ni busco onomatopeyas (que podría) 



8 comentarios:

  1. En el fondo, o sea en la superficie, sin tener que rascar, y siempre a las claras te lo he dicho, tú lo que eres es un poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, zeñor, vete a saber lo que es o no uno...

      Eliminar
  2. Miauuu, "se coló un ratón!!!". Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien te sale el aire gatuno, miss, debes saber mucho de gateras, jej

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Guau! nada menos. Eso son palabras mayores...aunque hace mucho que no veo perseguir un perro a un gato...¿sería parte del cuento?

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Jaj, está bien, pero es verdad, Zenon, procura mantener rendijas...

      Eliminar