La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







viernes, 21 de marzo de 2014

Raíces, y 9




Entre ellos me veo.

No más caduco, sino más hecho. Pliegues y repliegues que se retuercen inocentes. Como mis preguntas: ¿Crecerán más las raíces que las ramas? ¿Puede el ramaje rozar el cielo? ¿Descienden las raíces hasta un punto o amplían la geometría allá abajo sin cesar? ¿Puedo seguir escondiéndome tras el tronco? No me veo en el árbol sino siendo el árbol. Mi extensión en la altura va renunciando a pretensiones. Me siento confabulado en la raíz con cuanto ha ido quedando atrás. El pasado preserva todas las dimensiones.

El perfil afilado de mi cuerpo tras su cuerpo.

Cuerpo protector que se te cede. Cuerpo del que comes y en el que bebes. Cuerpo que equilibra tus alegrías y tus estremecimientos. Cuerpo que sientes ajeno y confirmas como propio. Cuerpo que avanza y retrocede. Cuerpo con antifaz y cuerpo descarnado. Cuerpo de temores y cuerpo de osadías. Cuerpo que se ofrece y cuerpo que recoge. Cuerpo con lengua de fuego y cuerpo con llama de saliva. Cuerpo de tierra y cuerpo de aire. Cuerpo generoso y cuerpo flácido. Cuerpo de vagidos y cuerpo de agonías. Cuerpo cara a cara y cuerpo agazapado.

Escóndete en ti mismo.

La voz extiende sus lianas y caigo abrazado en lo que es hondo y no se muestra.



(Dibujo de Inés González)  


6 comentarios:

  1. Hola, he iniciado un blog donde escribo un relato al día, todos los días del año (proyecto 365). He encontrado tu blog en la lista de blogs de la escritora Isabel Martínez Barquero, en cuya lista aparece también mi blog. Me gustaria añadirte como blog que sigo. Qué te parece si te das una vuelta por mi blog y decides si me sigues tú a mí también?
    Mi blog es: http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ningún problema en que añades este blog donde quieras. Yo estoy teniendo problemas últimamente para hacerme seguidor de otros y no hay manera de que Blogger lo resuelva. Gracias, Rubén, por pasar.

      Eliminar
  2. ser al interior del propio ser, es refugio, quizá un forma extraña de atesorar las reservas morales, tan expuestas al mal por el entorno
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Son tiempos de preservar energías, incluso las más elementales. Somos hijos de otras energías y hay que evitar el despilfarro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jodeeeeer.
    Un privilegio haberlo leído. Bravísimo y muy profundo, sonando, rimando incluso tanto desde la raíz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La raíz atrapa: llama, reclama, es tozuda, arroja luz, vincula. Cada uno debe saber dónde y cuándo. Pero las explicaciones del sentido de la vida está allá abajo.

      Eliminar