.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 25 de marzo de 2014

¿Ellos no fueron artífices de una democracia?






...ellos no fueron artífices de la transición...fueron víctimas dos veces...una de sus asesinos y otra de una transición y de una democracia que poco han hecho por reconocerles y sacarles de su olvido...

...para ellos no hay catedrales; ni siquiera cementerios donde yacer; sólo existen cunetas

...invoco la dignidad de las cunetas frente a la vanidad de las catedrales

...¿cómo olvidar que fueron artífices de un cambio social que intentó dar el salto de la ignorancia, el atraso y la injusticia desde la plena legitimidad y legalidad republicana hacia una nueva España sin analfabetos, sin caciques y sin tiranos?

...pero no les dejaron; su memoria sigue pesando

...pesándonos















































14 comentarios:

  1. Con Loam, también reclamo justicia. Sin ellos la transición no ha sido posible y lo que nos pretenden vender como transición ha sido una huída hacia la mala calidad democrática, una profundización en la intolerancia y un mal concepto de la libertad.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las constituciones de las naciones o Estados o sociedades o lo que sea y como se quieran llamar deberían incluir la obligación de ser asumido un conocimiento riguroso y verídico de los hechos del pasado, una valoración en su justa apreciación, un reconocimiento y un compromiso a no repetir ni errores ni barbaries...Jo, qué cosas tan poco jurídicas y políticas digo. Sueño. Este país vive una permanente transición.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Con que se reconociera la barbarie, se apreciara y se identificasen las cunetas (desenterrar o no es secundario, a veces la memoria in situ es mejor enseñanza) y el Estado y la sociedad asumieran la difusión de enseñar las lecciones de modo objetivo y justo me conformaba. Ahora bien, la mejor manera es reconduciendo la política presente, algo que dudo que se tenga intención de hacer.

      Eliminar
  3. Ellos siguen siendo raíz.
    Hay mucho que cavar en este país, toda una democracia que desenterrar. Condición indispensable para que también ramifique sólidamente en la superficie, destrone y desarme toda esta desmemoria ritualizada y puramente espectacular..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, ellos son la raíz, sin olvidar a los supervivientes. El tema es que aquellas gentes no pudieron optar. Peor las retaguardias que los campos de batalla, con toda la barbarie que estos últimos puedan conllevar. Llegarán nuevas generaciones y con el olvido todo acabará superado. ¡La superación por el olvido! Me horrorizo yo mismo expresándolo.

      Eliminar
  4. El mas inocente de mis abuelos el de la de derecha, fue asesinado en una de esas cunetas, arrancado por la fuerza de casa ante la desesperación de su mujer y de sus hijas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miles de testimonios como el tuyo...El asunto de la derecha española de 1936 es que empezó a matar antes, durante y después de la guerra. Cazi ná.

      Eliminar
    2. Cierto, ¿será cosa de vencedores´y viles.? Besos.

      Eliminar
    3. Acaso. Por regla general ser vencedor lleva implícito ser vil, según funciona el ansia de dominio de los especímenes. Generosidad y compasión la hay en pocos casos. El vencedor de armas vence para algo, según su lógico (y aquí no cabe hablar de ideologías y colores) y es imponerse el máximo. Incluso, como estamos viendo, se utiliza la legalidad democrática para hacer bestialidades...

      Eliminar
  5. Los "buenos" siempre royendo huesos. ¡Caníbales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién dijo aquello de piedra sobre piedra? ¡Falsarios! Hueso sobre hueso. Esa es la historia, desgraciadamente.

      Eliminar