.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 19 de mayo de 2013

Tingues sempre al cor la idea d'Itaca





Por qué él, que es de tierra adentro y de magma debajo. Que es un individuo del subsuelo. Que se siente un ser desaparecido entre las rendijas de la vida cotidiana. Por qué él se sigue conmoviendo ante músicas que percibe como himnos. Oh, por favor, no se entienda como imagen de milicia ni de clero (al que comenta le heriría profundamente) Himnos de su vida. Del florecimiento y del avance. De la parada calma y la mirada enternecida. De la no rendición. Es probable que un himno sea siempre algo épico. Porque la vida hay que afrontarla y eso es frecuentemente cuestión más épica que lírica. Escuchemos hoy la voz de dos viejos poetas. Uno puso la letra alejandrina y el otro la composición musical a nuestra verdad  mítica. Viajeros: pongamos nosotros el ritmo.






Completemos el tándem con un poema de Miquel Martí i Pol:



Molt més auster que mai, i més adust,
ara que bé podria aparentar
una actitud llunyana i displicent,
atès que els anys no compten per a mi
com per a l’altra gent, faig el que puc
-ben poca cosa-per mantenir tens
tot el cordam dels versos i el teixit
d’aquesta vida fonda i vehement
que em toca viure. No desistiré.
Ho faig per mi i ho faig, també, per tots.
Hi ha un cert espai i un molt incert destí,
destí i espai els omple cadascú.
La veritable mort és desertar.


(Mucho más austero que nunca, y más adusto,/ ahora que, bien podría aparentar/ una actitud lejana y displicente,/ dado que los años no cuentan para mí/ como para la otra gente, hago lo que puedo/ -bien poca cosa- por mantener tenso/ todo el cordaje de los versos y el tejido/ de esta vida profunda y vehemente/ que me toca vivir. No desistiré./ Lo hago por mí y lo hago, también, por todos./ Hay un cierto espacio y un muy incierto destino,/ destino y espacio que los llena cada uno./ La verdadera muerte es desertar)



12 comentarios:

  1. el problema és que a Itaca nomès n'hi va arribar un, possiblement perquè no sabia que Itaca era molt més a prop del que creia. De fet jo hi visc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez Ítaca no sea tanto cuestión de distancia como de intensidad y de esfuerzo. Un saludo.

      Eliminar
  2. Preciosos versos de Kavafis y a Llach agradecerle su música y la divulgación. Hermoso.

    Ítaca la llevamos en el corazón y largo es el camino hacia la isla y hacia el retorno a nosotros mismos.

    En cuanto a Miquel Martí i Pol, permíteme estos versos:

    ... Tard o d’hora la nit
    tallarà les amarres
    d’aquest vaixell que sou
    i us llançarà per clares
    rutes de solitud
    al bell mig de les flames.
    Pel foc esbrinareu
    què hi ha dins de vosaltres.

    Miquel Martí i Pol

    traducción

    ... Tarde o temprano la noche
    cortará las amarras
    de este barco que ahora sois
    y os lanzará por claras
    rutas de soledad
    en medio de las llamas.
    Gracias al fuego descubrireis
    que hay en vuestro interior.

    Sobre este poema puse un dibujo en

    http://francesccornado.blogspot.com.es/2010/11/miquel-marti-i-pol.html

    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Martí i Pol no he leído mucho. Hace años me regalaron Estimada Marta, pero reconozco que no sé cuánto ha escrito. Debería ponerme más al día. Esos versos que traes aquí son otra manera de exponer el viaje del Ulises que llevamos dentro.

      Salud

      Eliminar
  3. Cuando el poeta acierta en poner una palabra junto a la otra poco más se puede decir.

    Lástima que los ignorantes prefieran los cantos de sirena a los juglares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El riesgo de las seducciones también anda entre el amor cortés de los juglares. Y es que ante lo desconocido y el afán de aventura de aquello que nos atrae ¿no somos todos un poco o bastante ignorantes? No digo ya pusilánimes, algo que subyace bajo el disfraz del arrojo.

      Eliminar
  4. Sí, lamentablemente, la vida es una cuestión más épica que lírica. Este también es uno de mis himnos. Gracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compensa saber que hay bastante caminante que comparte esta clase de himnos a la vida. Gracias a ti por revelarlo.

      Eliminar
  5. Pues si , pongámosle ritmo a la vida, con cadéncias de cantos de aves, de susurros de vientos, del vaivén de olas y en este andar...
    "Que siguin moltes les matinades, que entraràs en un port que els teus ulls ignoraven i vagis a ciutats , per aprendre dels que saben"...(Itaca)
    Arrodonit amb el cant a la vida que són aquests versos d'en Martí i Pol...

    " Que sean muchas las mañanas, que entres en un puerto que tus ojos ignoraban y vayas a ciudades, para aprender de los que saben"...(Itaca)
    Todo redondeado con el canto a la vida, que són estos versos de Martí i Pol

    Bonito post.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aceptando el mensaje de los versos que seleccionas...Sin olvidar que Oolifemos, listrígones, sirenas y otros bichos nos vamos a encontrar por doquier.

      Ya ves, un día de debilidad, un recurso al apaciguamiento. UN abrazo, Roser.

      Eliminar