.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







sábado, 18 de mayo de 2013

De marías y hostias




















"La generalización del mal no ha de imponer el silencio"
 Enric H. March en este mismo blog.


La otrora asignatura maría ha vuelto de nuevo. Pero ahora para convertirse en la asignatura hostia con la que hay que comulgar. Que la ley de educación que va a aprobar el Gobierno equipare la asignatura de religión  -católica, naturalmente, pues no faltaría más- a otras asignaturas es aberración. Volverá a contar para hacer la media y obtener becas. Es aberración porque si esto es un Estado laico y civil, no debería haber lugar a semejante despropósito. Pero España se parece cada vez menos a una democracia, la política está secuestrada, la caverna no logra disfrazarse de modernidad pero se afianza, el PP se impone como una dictadura al servicio de la Banca y el Episcopado, la Iglesia influye políticamente con todo descaro, consecuencia y efectividad que le proporciona ser un Reino de Este Mundo. Mira, hijo, si vale tener el control de un gobierno del Estado que proporciona cesiones y prebendas a una religión, mira. Para que luego te abstengas de votar o te limites a clamar que no te representan.

¿Es la vuelta al nacional catolicismo? Oye, que ni la Unión Europea ni la Merkel ni el Banco Central dicen que haya que hacer eso. Aprovechando las circunstancias la tribu del Gobierno va a consumar con alevosía las viejas veleidades que trasportan en la sangre. Están a punto de convertir la Ley del aborto en más agresiva contra la mujer. El otro día un programa de la televisión oficial, la del partido gobernante, indicaba a las mujeres cómo debían vestir con pudor (ignoro si Mango, Inditex o El Corte Inglés estarán modificando sus modelitos en función de esa apetencia del fundamentalismo católico y opusdeístico) El día anterior el mismo medio recomendaba a los parados que rezasen (no sé si eso formará parte del currículo que exijan las empresas) En fin. Me imagino triunfalista al tándem Partido Popular-Episcopado; después de todo, se deben favores mutuos. Los púlpitos (los de las ondas y televisiones, no tanto los de las parroquias, a las que acude una clientela diezmada) son espacios de fomento del voto para unos y hay que devolver el apoyo de los otros. Con creces, eso sí.

Pero ojo, Roma. De esta es probable que se juegue la Santa Madre la credibilidad para el futuro, acaso para siempre. Tras las mieles circunstanciales de ahora pueden llegar las hieles para la multinacional vaticana. Creo que muchos cristianos sinceros podrían rebelarse, algo que ya va siendo hora. Así que cuidado, Roma. Que, no obstante, tras vuestro maniqueísmo también podría acecharos el suicidio. Convertir la hostia en rueda de molino que triture al ciudadano no es precisamente nada evangélico, ¿verdad, señores clérigos? Qué curioso. ¿Por qué será que esta caterva no recuerda cómo su profeta recomendó que a los que causaran escándalo más les valiera ponerse una rueda de molino al cuello y se tiraran a continuación al mar? Ah, sí, porque su reino y sus negocios son de este mundo. Clarísimo.




16 comentarios:

  1. Evidente: Mi reino (lugar) no es de este mundo. Los que se tienen que ir son los que no comulgan con sus reglas (las del mundo)Por eso alguna que conozco vive así a su manera y no a la del mundo, y mira que lo conoce bien y a fondo, experiencia pura; aunque a veces se plantee si será coherente permanecer en el, con el agravante que el futuro no promete, ni de lejos, ¿se podrá vivir despojados de esperanza? Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes que vivir sin esperanza no garantiza la supervivencia, desde luego, visto que a muchos les falta fortaleza, decisión de intervenir y sentido de que no tenemos otra cosa que nuestro propio Ser. Las reglas del mundo no existen así en abstracto, MJota. Son las reglas de los clanes, los Estados, las Iglesias, los negocios...que tratan siempre de imponerse e imponernos. Ni tú ni yo sobramos. Lo que es dañino es tanta política y tanta conducta de las minorías con poder que manejan a los individuos y sociedades a su antojo. Esa gente es la que sobra.

      Eliminar
    2. No lo tengo tan claro como tu, desafortunadamente. Puede que haya alcanzado mi nivel de incompetencia y ya no pueda más no se si porque he parido a un producto típico y tópico de ese mundo del que me siento ajena y que ahora me está visitando muy a mi pesar (es que ahora me encuentro en playita mediterranea,claro) y que me conduce a los niveles más elevados de desesperación e impotencia.

      Eliminar
    3. Calma, Emejota, Calma. Tienes mucho por delante. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Volverán los crucifijos también a las aulas?
    Pues que su Dios nos coja confesados!
    Tienes razón, se les volverá en contra, no sé si habrán calibrado bien lo que intentan imponer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que vuelvan, ¿y...? ¿Qué demostrarán con eso? Se imponen a la fuerza -la fuerza relativa del voto y las oposiciones políticas divididas y maltrechas- pero no va a ser para siempre. Calma. Están cegados por su "irresistible ascenso", puede que se crean que vencen, pero no van a convencer. De momento su afán es salvar sus negocios, sus bienes materiales. Las intenciones "espirituales" las perdieron hace tiempo. Su Dios están en el Ibex35.

      Eliminar
  3. En este desdiós, Dios de nuevo con nota a la altura de las matemáticas… y el canto de Rouco…”Ya hemos vuelto a pasar…”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, todo tan descalificado. El Gobierno está poniendo a la altura del barro todo. Si una especialista en clonación despedida hace un tiempo de un centro de investigación en Valencia trabaja ahora en proyectos punteras en Oregón(USA). Si un físico joven al que no se ha admitido en España para el Programa Ramóny Cajal es reconocido como el mejor físico joven experimental por la Sociedad Europea de Física...al famoso producto Dios, que cada vez vende menos, no le auguro demasiado aceptación. No obstante los esfuerzos que hagan el tándem Iglesia-Derecha española por acreditarlo.

      Llamemos al pan pan: es una imposición a lo bestia, aprovechando el rodillo del PP. Y además mezquina, porque tiene un precio.

      Eliminar
  4. Muy bien dicho y muy buenos comentarios. Es un gusto leeros a Fackel y a sus comentaristas: un oasis en medio de la sinrazón de los mediocres miserables que nos gobiernan y toda su caterva de voceros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casilda. Mientras podamos expresarnos. Hay que ir marcando no solo una protesta política sino una denuncia moral muy fuerte. Ampliar oasis, siguiendo tu símil. Gracias.

      Eliminar
  5. Realmente me sorprende que aún se estén discutiendo estas cosas por allí. Si se trata efectivamente de un estado laico ¿con qué se argumenta que se deba dar religión, y encima, obligatoria? Por aquí no se contemplaba eso en la escuela pública ni cuando mi padre iba a la escuela!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Neo, si aquí todo parece ir para atrás. Esta dictadura de las urnas está escudándose en las medidas económicas de Bruselas para meter sus cargas de profundidad trasnochadas, que les permite mantener los privilegios de la Iglesia. La evangélica institución del emperador Constatino sabe muy bien a qué. Su inmoralidad innata no les pone pegas a sus conciencias.

      Eliminar
  6. ¡Vamos, vamos, está la Iglesia que se frota las sotanas! Alojamiento, pensión completa, procesiones y visitas del santo gurú, todo a cargo del contribuyente. ¡Con dos cirios! ¿Y el paro? ¿Qué me dices del paro?... Pues ¡estupendo, hombre!, será la desesperación de los jóvenes la que llene los desiertos seminarios, no hay mal que por bien no venga... es la voluntad de dios que vuelve a manifestarse en "la reserva espiritual de occidente". Volverá a florecer la industria del tafetán y del velo, cuya obligatoriedad ya estudian Rouco y Gallardón y, a poco que se empeñen, veremos de nuevo a orondos obispos sentados en la bancada azul del Congreso. ¡Qué edificante y divertido! ¡Cómo nos lo vamos a pasar! Rajoy & Cia. ya han enviado al tinte las chaquetas blancas y las camisas negras que guardaban en el baúl de sus más queridos recuerdos. Eso sí, todo muy democrático y legislado por la ley del 5.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese detalle del paro...cara a llenar los seminarios. Ya sucedió con abundancia en el pasado. Verdaderas levas se hicieron por los pueblos de Castilla, como los señores feudales. Acaso es lo que buscan. Hacer de su casta la empresa floreciente y segura: todos ponemos y ellos no dan nada. Razón tenía la filosofía popular: viven como Dios.

      Me ha encantado tu descripción de humor ácido. Que cunda.

      Eliminar
  7. Una noticia que viene a pelo para valorar el rostro de ciertas instituciones:

    http://www.publico.es/internacional/455617/no-fue-solo-videla-fue-una-dictadura-civico-militar-religiosa

    Nada es inocente en este mundo.

    ResponderEliminar
  8. Y a los despropósitos e injurias del Gobierno y de sus adláteres habría que añadir la nueva adjetivación de todo lo que no les es grato: nazi. Y por extensión, la manipulación generalizada del lenguaje.

    Tiene sentido la aparición de la religión en épocas de crisis. Religión en las escuelas y que los parados recen porque en esta vida sólo estamos de paso: nuestra recompensa la encontraremos en el más allá. Por lo tanto, resignación.

    Todo un honor que me cites en tu blog, Fackel, en compañía de tan buenos compañeros de viaje.

    ResponderEliminar