.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 20 de marzo de 2013

A la tercera va la vencida...¡qué va!




















El ministro de Hacienda dimite por tener una cuenta en Suiza.

En Francia.

aquí no hay manera; el concepto dimisión no existe o se ha reinventado acortando su alcance o bien adaptado a la carta de cada interesado; siempre se nos ofrece prostituido; el último ejemplo  -malo-  de un profesional de la política catalana lo confirmaba ayer; así no hay manera; no la hay porque no hay intención; sigo creyendo en la Política; ¿será porque la vinculo a una actitud ética digna?; ¿será porque la coloco  hermana paralela de la Utopía?; emulando aquella frase de Joyce sobre el amor también yo digo: cuando oigo la palabra servicio me dan ganas de vomitar; y mira que la hemos escuchado desde el Rey al personajillo más mediocre de la corte; esos no sirven, más bien se sirven de; esa clase de gente vive en función de hacer negocios particulares o de medrar, que es una forma aparentemente inocua de hacer negocio; resultado, que esa gente que se cree esa clase ungida no practica la política, sino el chanchullo; sin embargo y en honor a la justicia de abajo diré que conozco a muchas personan que hacen, en lugar de aprovecharse (¿debo seguir poniendo cursivas?); gracias a la gente sencilla que se compromete no pierdo el norte; tampoco generalizo mi hastío en todos los políticos, como cierta mentalidad reduccionista de muchos españoles  -que, por otra parte, nunca se mojan-  tiene a bien difundir con ceguera y estupidez; cuando no con angustiosa maldad; hermano, si tú eres pasivo ellos aumentarán su actividad apropiándose de lo tuyo; como contrapunto a la mezquindad de los profesionales de la política española hay gente común que participa y trata de intervenir en pro de encarar y solventar sus necesidades pero sufre las cortapisas de una Democracia secuestrada; para ratificarme en mis principios  -adquiridos de modo autodidacta, puesto que la dictadura en la que nací y crecí no me los enseñó-  voy a volver a las fuentes; se me antoja recuperar la lectura de Platón y de Aristóteles, mire usted; tal vez la belleza literaria y utópica me ayuden a pasar la travesía del desierto en que estamos inmersos sine die; no aporto nada nuevo, ya lo sé; ni siquiera en dosis de indignación; qué se le va a hacer; hoy de azul esperanza  -nunca supe por qué demonios ridículos había que reservar el verde para ese tibio concepto-  solo queda la letra; y ya es bastante; y los girasoles 


17 comentarios:

  1. ¿ Sigue creyendo en la política? Ahora lo entiendo todo ( cariñosamente).
    Será que como yo soy de campo- como en el cuento de los ratoncitos- ¿se acuerda?.

    Ahora en serio, creo que es cierto que no podemos estar sin algún tipo de gobierno. Pero no creo en las leyes de la democracia que tenemos. No me representan, por tanto, no les voy a facilitar su juego y eso no significa que los que pensamos como yo no tengamos una profunda conciencia social y nos agrupemos, e intentemos formas de autogobierno a niveles mas bajos y evidentemente ser una piña en muchas cosas para que la unión haga la fuerza y se vaya intentando recuperar algo de lo que nos quitan.
    Pero no somos estúpidos, creo que nadie. ¿Cual es el problema? las mayorías absolutas que son todas fascistas ( y aquí meto todos los fascismos, o como yo lo llamo, dictadura de la mayoría) Y aquí señor la mayoría de políticos son unos ladrones y el 99,999 unos mentirosos.( debe ser muy tentador, que pase muchas veces el dinero por tus manos, e increíblemente tentador hacer de dioses administradores de bienes..)
    ------------------------
    Espero que Joyce no dijera nada contra el amor, porque vamos... con lo romántico que era!.
    ¿ Ha pintado usted esos bellos girasoles de verano con el sol por delante y la casa-depósito redonda ?
    Preciosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo: puedo asegurarle que nada de lo humano me es ajeno (suele decirse), incluidos sus vicios y sus debilidades.

      Esto que dice lo comparto: "...nos agrupemos, e intentemos formas de autogobierno a niveles mas bajos y evidentemente ser una piña en muchas cosas para que la unión haga la fuerza y se vaya intentando recuperar algo de lo que nos quitan." LO único, matizar que esas formas de autogobierno deben tener su reflejo más arriba y de con mayor extensión. Mire usted: en el siglo XIX hubo muchos proyectos de autogobierno, de comunas, falansterios y otros experimentos que morían en su propio localismo. Así que no se debería perder el norte porque de lo contrario de nada servirá autogobernarse abajo (que, por otra parte, no te van a dejar si no conquistas un control por arriba) El tema va vinculado al eterno asunto de las clases sociales y a los conflictos de intereses, por llamarlo en plan fino, porque hablar de lucha da miedo hoy día a mucha gente, aunque entiendo que acaso el término ha quedado devaluado. Pero los hechos, ¿han quedado obsoletos? Me temo que no, sino que estamos en una situación de recrudecimiento.

      Un historiador le diría que mayoría absoluta y fascismo no son equivalentes. Probablemente un politólogo también. Pero me da igual. Si la dictadura de una mayoría impide un avance democrático, usted me dirá. Ahora bien, si esa mayoría fuera la que nace de esa agrupación y ese autogobierno del que hablaba usted antes, ¿pensaría lo mismo?

      PD. Pues sí, Joyce lo dijo del amor. ¿Quién le ha dicho a usted que el romanticismo es suave y pusilánime? Y si al hombre le producía -tampoco sé en qué contexto vendría a expresarlo- tal manifestación del cuerpo, lo mejor es que aligere sus venenos.

      Esos girasoles son callejeros, también. Buen día.

      Eliminar
  2. Muy centrado y sensato pensamiento este, Kraus. La lectura de Platón y Aristóteles estás con acierto recomendada, no se trata de aportar nada nuevo, sino de volver a un sentido común secular, que esta ahí a nuestro servicio y lo ignoramos sistemáticamente, por tanto no puede ser mejor, la solución está en los clásicos.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la crítica de Platón a la democracia ateniense (directa y no representativa) hay que tenerla muy en cuenta. Platón y Aristóteles caracterizan la democracia como forma de gobierno corrupta y degenerada; aunque el último se esfuerza en una templada magnanimidad que le conduce la formulación de su politeia, la forma de gobierno menos indeseable según su parecer. Pues en lo particular cada cual quiere hacer lo que le venga en gana. Por eso me parece que la forma de gobierno ideal es la que controla íntimamente los deseos de sus gobernados, hasta el punto de asumirlos como propios. Controla sus deseos y sus cuerpos y almas los seguirán; en este sentido la sociedad del miedo, basada en la metáfora inmunológica, está en decadencia. ¿Del cuerpo paciente y amenazado al feliz paquete de neuronas? No obstante, la forma que reemplace a las sociedades inmunológicas no puede ser ni mejor ni peor, sino una modulación más sobre las mismas bases. ¿Un mundo feliz? No exactamente. No sé si los clásicos ayudan a pensar en este tipo de cuestiones.

      Retomando el asunto, Aristóteles escribe:

      "Los principios oligárquicos conducen derechamente a la tiranía; porque si un individuo es más rico por sí solo que todos los demás ricos juntos, es preciso, conforme a las máximas del derecho oligárquico, que este individuo sea soberano, porque solamente él tiene el derecho de serlo. Los principios democráticos conducen derechamente a la injusticia; porque la mayoría, soberana a causa del número, se repartirá bien pronto los bienes de los ricos, como he dicho en otro lugar. Para encontrar una igualdad que uno y otro partido puedan admitir, es preciso buscarla en el principio mismo en que ambos fundan su derecho político, pues que por una y otra parte se sostiene que la voluntad de la mayoría debe ser soberana. Admito este principio, pero le pongo una limitación. El Estado se compone de dos partes, los ricos y los pobres; pues que la decisión de unos y de otros, es decir, de las dos mayorías sea ley. Si hay disentimiento, que prevalezca el dictamen de los que sean más numerosos o de aquellos que tengan más renta. Supongamos que son diez los ricos y veinte los pobres; que seis ricos piensan de una manera y quince pobres de otra, y que se unen los cuatro ricos, que disienten, a los quince pobres, y los cinco pobres que quedan a los seis ricos. Pues bien, digo yo que debe prevalecer el dictamen de aquellos cuya renta acumulada, la de los pobres y la de los ricos, sea mayor. Si la renta es igual por ambos lados, el caso no es más embarazoso que el que ocurre hoy cuando se dividen por igual los votos en la asamblea pública o en el tribunal. Entonces se deja que decida la suerte, o se apela a cualquier otro expediente del mismo género. Cualquiera que sea, por otra parte, la dificultad de alcanzar la verdad en punto a igualdad y justicia, siempre será este recurso mucho menos trabajoso que el convencer a gentes que son bastante fuertes para poder satisfacer sus ardientes deseos."

      ¿Serán de este cariz los sentidos comunes seculares a los que te refieres? Ya me figuro que la zoopolítica platónica queda excluida.

      Saludos

      Eliminar
    2. Admirado, leo esta exégesis con detalles. Me refería, de una manera muy general, al pensamiento clásico; con la directriz básica de que la política no supone un orden natural impuesto desde arriba, sino la asunción de derechos y reponsabilidades, y la lucha por definirlos. Platón y Aristóteles se quedan cortos, pero también Marx forma parte del pensamiento clásico, y de ese sentido común secular que se ha ido pergeñando y es el bagaje cultural al que pertenecemos. En este extracto comienza diciendo Aristóteles que los principios oligárquicos conducen derechamente a la tiranía, pues bien, básicamente este aserto sigue siendo válido ¿no le parece?

      La zoopolítica, por otro lado, está en plena vigencia, no hay más que ver un ratito la televisión, que es una jaula, para percatarse de ello. Confieso que no puedo serle de más utilidad, mis conocimientos de ingeniería filosófica son bastante limitados, pero le agradezco muy de veras el comentario, es clarificador.
      Salud

      Eliminar
    3. Muy amable Manuel, tienes toda la razón en lo de la zoopolítica. Mis conocimientos tampoco son como para tirar cohetes, pero mientras sirvan para orientarme por el mundo... y para persuadirme de que alguna explicación toca realidades fuera de lo obvio... en mi fantasía, no cabe duda...

      Herbie Mann - Can You Dig It

      Eliminar
    4. Manuel, citaba los clásicos por la fortaleza y la claridad que tenían en su momento, aunque acaso no sea clásico todo lo que reluce de aquel tiempo ateniense. Pero sin desmerecer las aportaciones importantes que en siglos posteriores, principalmente en los últimos, ha tenido lugar en el mundo de las idea políticas y en el reflejo de los acontecimientos históricos.

      Gracias.

      Eliminar
    5. Precesión. Vaya, se observa tu agria ironía..."Por eso me parece que la forma de gobierno ideal es la que controla íntimamente los deseos de sus gobernados, hasta el punto de asumirlos como propios". Tiene lecturas varias. Uno tiene dudas de que los gobernantes ideales quieran asumir los deseos de los gobernados, salvo que estos hayan cedido de tal modo en sus deseos y aspiraciones que todo se diluya en un cuerpo etéreo-material nuevo. Acaso por ahí va la clave de la sociedad de consumo. El problema reside que si la distribución de la riqueza (por usar términos convencionales) flaquea, con todas sus secuelas de empobrecimiento, venta del bien público, enriquecimiento de clanes y holdings varios, etc., no sé cómo demonios va a haber una simbiosis.

      Lo de las sociedades inmunológicas no creas que sé interpretarlo en el sentido que lo das.

      Leído ese párrafo de Aristóteles...pues mira, me siento más hijo de mi tiempo que del suyo y acaso he sido un audaz invocando el clasicismo, aunque uno quería verlo más que nada por el lado moral. Claro que, lo de siempre: si no van de la mano Moral y Política (¿y por qué y sobre todo Economía?)

      Eliminar
    6. Manuel, de nuevo. También Aristóteles sigue diciendo que los principios democráticos conducen a la tiranía...Y yo si lo leo con mentalidad actual puedo hacer doble lectura. Y diría ¿depende de quién controle los medios de producción y de distribución y la influencia y proyección a través de sus partidos, tal como sabemos ahora? En ese sentido, invocamos a Marx como un clásico próximo, puesto que la crítica que hacía la volcaba sobre su tiempo, el siglo XIX, y ha sido a través de Marx como hemos venido haciendo lecturas modernas. Incluso por los detentadores de poder dentro del capital.

      Mis conocimientos también son limitados. No obstante, creo que hace años me aparté de interpretaciones que emergían de los zoopolíticos al uso. Prefiero buscar por libre en mis condicionamientos culturales íntimos y en mis límites que tragar lo que ciertos sectores han impuesto en el panorama nacional.

      Eliminar
    7. Precesión, de nuevo. Me ha gustado eso de: "pero mientras sirvan para orientarme por el mundo... y para persuadirme de que alguna explicación toca realidades fuera de lo obvio..." Y en esa línea me has hecho pensar y corregirme interiormente.

      Ya es bastante. De todos modos en el conocimiento o, mejor dicho, en su aproximación hay que llegar al máximo que se pueda, ¿no crees?

      Eliminar
    8. Me gustaría hacerle una pregunta a " Precesión del Perihelio"
      ¿Podrías explicar que son las "sociedades inmunológicas" como metáfora? sociedades en las que los males se subsanan con antibióticos o algo así? ¿como si los peligros de este mundo fueran ataques al sistema inmune?
      ¿ y las sociedades neurológicas? que ahora todo es Neurociencia, neuroquímica, neura? ( risas) ?
      Neuras hay muchas y virus, pero no los normales sino los virtuales e inventados también ..
      Pero no acabo de entender su significado. Puede que sea verdad que somos "Masa" vista desde el "sistema" y que muchos se consideren protegidos o no se qué dentro y a los que estamos fuera... Muy largo. Pero no es todo eso un gran invento de los escritores clasificadores?
      Solo hay vivos, dormidos, drogados y muertos o me equivoco mucho? o todos estamos pasando por esos estados y algunos se quedan más rato?
      No digo que el individuo se considere un "niño burbuja" que es lo que muchos están haciendo ahora, en burbujas o en agujeros, disparando contra todo lo demás, pero el ser aunque social y ubicado en un espacio, ¿no tiene la capacidad de movimiento? Tan limitados estamos?
      ( PS: salieron muchas, sorry.It's up to you

      Eliminar
    9. No me resulta fácil sintetizarlo porque confluyen en el mismo concepto rasgos de distintos planos. En el plano social consistiría en la pertenencia a una comuna que asegura una protección bajo la amenza constante de una exterioridad hostil. Por cierto, comuna con una vocación ecuménica cada vez más nítida (una segunda ecúmene tras la globalización). Indicios empíricos de esta compresión diaria del individuo bajo amenaza y sometido a una incertidumbre constante los podemos encontrar en cualquier telediario, periódico, conversación cotidiana, etc. Claro que, amenazas las hay de muchos tipos, desde la catástrofe natural hasta la muerte súbita. Uno de los puntales es la amenza de la enfermedad y su control preventivo, lo que muchos llaman la medicalización de la sociedad. La lucha contra algo, contra casi todo, pues la sociedad inmunológica se define por su lucha permanente contra la fatalidad que pretende expulsar de lo real; cuya paranoia extrema impulsa la prevención generalizada. También la responsabilidad ilimitada y anónima por cualquier tipo de desgracia, ese gusto sedante por encontrar culpables, realmente esta cuestión merece un desarrollo muy amplio y conectado a otros efectos y causas, puesto que conjura muchas angustias. A estas fuerzas de cohesión inmunológica habría que contraponerles fuerzas de dispersión internas (las del escalador del Everest, el amante del puenting, el terrorista que se inmola, los depresivos que abandonan, etc.), dos polos entre los que circulan los grados de riesgo, de seguridad, de identidades y sentidos sociales; en fin... mucho por explicar.

      Un par de ejemplos.

      En el plano sociológico, la definición de salud según una de las organizaciones ecuménicas por excelencia:
      "Definición de Salud (OMS-1946). Estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad."

      En el plano biológico naturalista:
      "Como es de conocimiento del CERD, en la Amazonía habitan aun diversos grupos indígenas en condición de aislamiento voluntario, es decir que han decidido mantenerse alejados de la civilización “occidental” por diversas razones históricas, presumiblemente como reacción al fenómeno de la esclavitud y exterminio que sufrieron durante la época de las “correrías caucheras”. [...]
      Ellos no cuentan con defensas inmunológicas frente a una serie de enfermedades comunes para la sociedad mestiza (gripes, diarreas, etc.) por lo que, el contacto con foráneos, o la sola presencia de extraños en sus territorios, pueden ocasionar epidemias que ponen en riesgo la vida de todo un grupo."

      No sé si te he aclarado algo... es un concepto que requiere un tratamiento mucho más pausado y menos improvisado.

      Eliminar
    10. Si, se ha entendido perfectamente.
      Agradezco que lo digas así tan exacto.
      Me ha hecho mucha gracia esa deficinición de la OMS que no conocía, ausencia física, mental y social de enfermedad= muñecos de plástico.
      Pero dentro de nosotros aún hay un animal, se lo demuestro:
      http://www.youtube.com/watch?v=a4ysKA3sSTY

      Eliminar
  3. Muy buenas a todos, en especial a mi nuevo amigo Fackel..

    Hace nada largué al estimable Sr. Juan Antonio Molina, redactor en el Diario Progresista, un comentario que viene a la par con el que ya parece el tema del día.. Sírvase el que quiera:

    http://arquitecturame.blogspot.com.es/2013/03/la-razon-de-la-derrota-como-abatir-el.html

    Dispénseme usted la osadía pero repetirme en el tecleo, en tiempos de sofisticación informática, sería como perder el enlace con el orígen de uno mismo..

    Permít@me una breve frivolidad: si razonablemente pedimos dimisiones por todas estas corrupciones, mejor que convoquemos antes unos nuevos comicios por que si no, nos vamos a quedar solos..

    Saludos y mis disculpas por el intrusismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJMor. "Las causas del sufrimiento social contemporaneo radican en la obsesión personal y el egoismo natural del individuo." Me hace recordar a Lipovetsky, que cité el otro día a propósito del narcisismo individual y colectivo.

      Luego te leo: "Las causas del sufrimiento social contemporaneo radican en la obsesión personal y el egoismo natural del individuo." Pero esto ha sido toda la vida, ¿no? Solo que ha ido confirmándose en los genes de los individuos, al menos en Occidente, como un síntoma o seña de "realización personal", de "conquista de la libertad", de manera de "satisfacción y tocar el todo". Lo pongo entre comillas para que se entienda en su relativización.

      El artículo que has escrito de respuesta a ese otro señor es enorme. De alguna manera entiendo que el Sistema que tanto criticamos es el Sistema que todos construimos, incluso fatalmente, y no solo cosa del capital o las oligarquías. Por ahí hay un camino de crítica social constructivo.

      Y además señalando nada menos que a mi apreciado y no suficientemente conocido Camus (por cierto estos días empiezo a releer La caída y partes de El hombre rebelde, porque encuentro luces que no veo por otras partes)

      Gracias por compartir tu suculenta opinión.

      Ah, pensar en convocar elecciones...para que salga ¿quién? ya para hacer ¿qué? Escalofría pensar en ello.

      Eliminar
  4. Me gusta mucho cómo enriquecéis entre todos el debate. Catar los frutos que ofrecéis, y si son prohibidos, mejor, que en el mundo de las ideas abundan, es una delicia.

    ResponderEliminar
  5. La Conferencia Internacional de Atención Primaria de Salud tuvo lugar en 1978 en Alma-Ata y sacó una Declaración importante. Durante la década posterior fue muy citada, aunque no sé hasta qué punto aplicada. En España se dieron pasos desiguales en la atención primaria y se crearon asociaciones cívicas (yo participé en alguna) como la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública. Algunos que habíamos participado durante la década de los 70 avanzada en la promoción y divulgación de la Planificación Familiar (este país era un desastre en esa materia) también apoyamos las iniciativas por la Sanidad Pública. Entre médicos jóvenes de lo público y asociaciones vecinales hicimos un cierto trabajo interesante, muy mediatizado y limitado por las respuestas lentas o insuficientes de las autoridades.

    Traslado un párrafo de Alma Ata:


    "I. La Conferencia reafirma con decisión, que la salud, que es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad; es un derecho humano fundamental y que la consecución del nivel de salud más alto posible es un objetivo social prioritario en todo el mundo, cuya realización requiere la acción de muchos otros sectores sociales y económicos, además del sector sanitario."

    Para más info, leer:

    http://www.alma-ata.es/declaraciondealmaata/declaraciondealmaata.html

    Gracias.

    ResponderEliminar