.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 5 de febrero de 2013

El presentimiento




Obra coral del momento histórico. Entre el paro y la inactividad viene surgiendo desde hace un tiempo esta figura social en el panorama del Ruedo Ibérico. Si no fuera de la carne y materia de los hombres, diríase que se trata de una figura más del estilo literario. Pero no. Arrojada a las tinieblas exteriores por los cierres de empresas, la deslocalización de las mismas, la flexibilidad y disminución de plantillas y la negrura de un panorama laboral cuyo paisaje se ha difuminado y pertenece al pasado, la gente se busca la vida. Y el sistema, dispuesto siempre a la circulación pura y dura del dinero por territorios escabrosos, vende todos los días la imagen de que hay un hueco para todos. Eso sí, con capital de por medio. Sin poner un capital equis eres una mierda. Más allá, ya se encarga todo un aparato de publicidad e ideología, efímeros probablemente, de incitar, alentar y proporcionar ilusiones sin fin a los jóvenes y a los adultos de edad avanzada a los que no se acepta ya para trabajar por cuenta ajena. Mientras, el gobierno de la nación de los pudientes se rasca las narices, porque ni sabe ni quiere ni tiene intención de hacer otra cosa. 

Encuentro en la red un grupo activista que ejercita la crítica sobre temas del momento. Se llama http://elpressentiment.net/ , del que tomo prestado este libreto cargado de amarga ironía. Tal cual la vida misma.



12 comentarios:

  1. Si hay un término que detesto en toda esta jerga es el de COACH. Para mi no hay más coaches que los entrenadores de rugby americanos.... y de ahí no pienso apearme. Ya se me hizo tarde empezar a jugar al rugby. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermana, más a mi favor, por la ironía del grupo que ha sacado este libelo donde cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia. Un abrazo not coach.

      Eliminar
  2. Más que emprender, nos valdría aprender...
    Interesante lo que nos traes, como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tremenda disyuntiva para muchos. Antes que permanecer ociosos o que dejarse morir de hambre hay que tirar para adelante. No es nuevo en la historia. Lo que sucede es que el sistema y su gobierno hipócritamente lo vende como una panacea. ¿Todos empresarios? Uf. Hay libre mercado, según dicen, pero es una jungla donde los peces grandes se comen a los chicos.

      Eliminar
  3. Coach, emprendimiento.. toda esa hipócrita jerga de los gobernantes ineptos (y presuntamente corruptos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lenguaje encubriendo las verdades. No tienes más que ver los eufemismos que usan desde cada ministerio. Siempre encubriendo, siempre mintiendo.

      Eliminar
  4. Una obra teatral donde cada cual hace su papel como mejor puede, mejor dicho, como le conviene.
    Todos queremos ser jueces,antes de valorar nuestros propios juicios. Todos perseguimos ideales, antes de averiguar en que consisten. Lo peor de un político es que no sabe nada a cerca de si mismo y pretende que todos plagiemos su identidad.

    El acercamiento consiste en ponerse al lado, no en superioridad, si no en capacidad.
    Elegimos a ciegas, porque no vemos, y ahí esta el resultado, una sociedad dirigida por ciegos donde el tuerto es el rey.

    En fin, que mi optimismo no cunda pánico, hay posibilidad,tiempo al tiempo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se está jugando con las vidas de una manera criminal, como dice Ada Colau, cuya disertación es contundente. Gracias, Gene, cuelgo en la columna de la izquierda su intervención. Deja claros los posicionamientos de los diferentes sectores jurídicos, económicos y políticos, y la dejación por parte del Estado de cuestiones constitucionales fundamentales.

      Eliminar
  5. http://www.youtube.com/watch?v=LtNBnc6khHg

    ResponderEliminar
  6. Es muy ingenioso y por desgracia muy real, tanta jerga inútil cuyo destiatario es el ingenuo o desesperado que en estos tiempos oscuros probablemente arriesga lo poco que tiene porque no ve otra salida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre la demagogia, el engaño y otra fuente de ingresos para la banca, ¿cuántos jóvenes prosperarán, simplemente sobrevivirán o perecerán en el intento? Un amigo dice: peor es la guerra. No me consuela el caso extremo. Ese caso que siempre cuestiona a la Humanidad y la retrotrae al caos.

      Eliminar