.

.

La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







miércoles, 5 de septiembre de 2012

cinco de septiembre




Remember when you were young / you shone like the sun / shine on you crazy diamond / now there's a look in your eyes; inevitablemente la letra cae en cascada tras el embriagante comienzo de la canción de Pink Floyd; ¿sigue brillando el sol?, y no pasas de ahí






(Recuerda cuando eras joven / que brillaba como el sol / sigue brillando, diamante loco / ahora hay una mirada en tus ojos...)

no ha dejado jamás de haber una mirada

 


7 comentarios:

  1. Infinitas gracias por este regalo inmenso, Fackel.

    ResponderEliminar
  2. Una composición que hacía algún tiempo que no escuchaba, Sofía. Muy vinculada a una etapa de mi vida, bastante activa por cierto. Y a una nocturnidad alevosa, jaj.
    Qué lejos cae todo.

    Gracias a ti.

    ResponderEliminar
  3. Jolines...aun la escucho de vez en cuando. Pink Floid, el clásico del siglo 20.
    Pues no fumé yo canutos en esos tiempos,ahi,con los colegas, intentando ser libres con el THC.
    Todo pasa y todo queda,pero lo nuestro es pasar...
    Ahora le escucho, fíjate tu lo que son las cosas, con mucha más intensidad que antes, ahora, a palo seco, descubro el formato de las notas, el equilibrio del sonido, la perfección de la causa que genera.

    Y es que la música es el sonido del alma de la vida, nada sería lo mismo sin ella.

    Recuerdas a Tangerine Dream? Dire Straits? Mamas and de Papas? Beatles?Roling Stones?
    AC-DC? este último lo escucha mi nieto ahora...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. La he escuchado siempre, fackel, ya sabes, desde aquellos tiempos hasta hace poco incluso haciendo alguna fotografía que titule con un "wish you where here"..creo que son composiciones que forman parte de una vida, de nuestra vida..fotografías para vivir, así se titulaba la serie de fotos que aluden o se inspiran en ciertas piezas musicales...pooor cierto y tú me disculparás porque no viene mucho al caso, pero sí algo..¿tú no conocerás por casualidad una canción que ponía siempre en la máquina de un bar al que llegábamos después de alguna clases en el instituto (sobre todo cuando había manifestaciones, descansábamos de correr delante de los ya, marrones, ;)) y la alegría pulsando en la máquina una "jota" (letra, y un 9 (número), y que era de David Gilmour...¿veeerdad?.....:D...:))))))))))) horror, es lo único que recuerdo de esa canción, mira que me gustaba, la ponía SIEMPRE, la única que ponía en aquella cafetería de la calle Trajano en sevilla..y no, no he conseguido encontrarla nunca....:(((
    ya me disculparás esta anécdota, ;)

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. Gene, lo nuestro es ir pasando, sí, jaj. Sé de algunos que no pasaron (suicidios e ingestas letales incluidos), y los que más se dejaron seducir por los cantos de sirenas perecieron o pasaron por psiquiátrico. Supongo que será cosa de todos los tiempos, no sé, aunque el encantamiento fue grande y grande la caída. Luego otros se readaptaron, sin significar integración a cualquier precio. Acaso la historia del hombre que sobrevive es la del que se sabe adaptar si le dejan espacio.

    Claro que recuerdo a todos esos que citas, aunque unos me gustaran más o los oyera más (Pink, Tangerine, Mamas...) pero mi impacto es más antiguo, Beatles y Rolling, yo fui un mod de andar por casa, llevaba hasta la trenka,
    pero el nivel que había en España en los 60 era muy bajo, y no obstante fueron calando las influencias extranjeras.

    Claro que los movimientos estudiantiles tan fuertes me llevaron a descubrir a músicos autóctonos (los de Els setze jutges o Voces Ceibes o algún vasco que no recuerdo su nombre) y a Pete Seeger y muchos himnos antiguerra Vietnam que se difundieron por las facultades), lo cual te ladeaba un poco respecto a las corrientes nuevas de música internacional.

    Uf, qué ramalazo de recuerdos. Y la lluvia de septiembre de entonces de fondo, porque entonces llovía y mucho en septiembre, y los corazones latían aceleradamente.

    ResponderEliminar
  6. Sofía, pues no caigo, pero en mi tiempo Gilmour no cantaba aparte, ni siquiera conocía a los Pink en mi etapa más joven, eso llegó ya más avanzado, en los 70, creo. No, en las pianolas de mi tiempo no le recuerdo. Y eso que no me he pirado yo clases ni nada para jugar al futnolín o al billar y de fondo la música de la pianola.

    Bueno, yo no he corrido delante de los marrones, lo mío eran todavía grises y bien grises, aunque temíamos más a los de paisano. Pero esa es otra historia, con muchas derivaciones más o menos afortunadas.

    Siento no sacarte de dudas, acaso alguien que pase por aquí eche una mano y nos lo aclare. Y no tengo que disculpar nada, a veces las anécdotas vienen bien, se obtienen pistas.

    ResponderEliminar
  7. Sofía, ¿no sería esta?

    http://www.youtube.com/watch?v=faZtCuC-B-0&feature=related

    ResponderEliminar