.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 16 de agosto de 2012

Monogatari, agrupada



He agrupado la serie Monogatari, escrita allá entre octubre y noviembre de 2008, por si a alguien de los que vais llegando le apetece leerla seguida. Podéis verla en la columna de la izquierda o aquí:


Es una osadía por mi parte, pues ni siquiera he tenido la decencia conmigo mismo de releerla. Lo haré, pues con el tiempo y lo soñado se tiene otra perspectiva, y no me extrañaría que ya no me gustara el presuntuoso relato a lo japonés que me dio por desarrollar entonces. Quién sabe.





8 comentarios:

  1. Daría mi pellejo por verlo en libro de papel, en mis manos...

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer el primer texto. Seguiré haciéndolo con el resto, planteándolo y sin apuro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una preciosidad tal y como está. A mí me ha encantado.

    ResponderEliminar
  4. He leído el primero (es un poco tarde ya). Me ha encantado. El diseño también. Seguiré desgranando tu multiplicidad de facetas, de caras, de seres. Envidio tu actividad (envidia sana, ¿eh?), tu saber, tu curiosidad.
    Saludos de madrugada.

    ResponderEliminar
  5. Sofía, no quieras tan mal a los árboles, jaj.

    ResponderEliminar
  6. Neo, nada obligatorio, no te indigestes.

    ResponderEliminar
  7. Quelle, el eco que conservo del texto es que me lo pasé muy bien según se paría, y me vino de perlas para sobrellevar otras historias.

    ResponderEliminar
  8. Mafalda, mientras no me llames poliedro, que se lleva mucho, pero me suena fatal para aplicar a los humanos, jaj. Mira, yo creo que nadie somos unidireccionales ni simples ni reducidos. Otra cosa es que no queramos dar el paso de manifestarnos en las posibilidades que van surgiendo respecto a habilidades, gustos, posibilidades. Ya no entro en si lo hacemos mejor o peor, sino en la sensación interior de que los humanos disponemos de buenos mecanismos (qué mal suena) de renovación.

    ResponderEliminar