.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 23 de marzo de 2010

Habla Nietzsche


"Hay un cierto tipo de probidad que siempre ha sido extraño a todos los fundadores de religión y espíritus afines: nunca se han hecho un caso de conciencia de sondear sus experiencias vividas. ¿Qué es lo que he vivido en definitiva? ¿Qué es lo que ocurrió en mi y en mi alrededor en aquel momento? ¿Fue mi razón lo suficientemente lúcida? ¿Supo resistir mi voluntad a todas las imposturas de los sentidos, tuvo el valor de rechazar los fantasmas? Ninguno de ellos se ha hecho estas preguntas, y tampoco hoy ninguno de los hombres religiosos se interroga de esta forma: más bien tienen sed de cosas contrarias a la razón y quieren colmar esta sed sin grandes dificultades. ¡De ahí que experimenten milagros y resurrecciones y oigan las voces de los angelitos! Pero nosotros los diferentes, sedientos de razón, queremos escrutar nuestras vivencias con el mismo rigor que cualquier experimento científico, hora tras hora y día tras día! ¡Queremos ser nosotros mismos nuestros propios experimentos y nuestros propios animales de pruebas."


Friedrich Nietzsche. La Gaya Ciencia. Libro Tercero, 319.

14 comentarios:

  1. Fundadores de religión, las historia del crimen vaya.

    ResponderEliminar
  2. Nietzsche dijo algo que para mi es una religión: la palabra mata, todo lo fijo mata. Esa es la premisa de la que partimos. La religión si es culto a una palabra mata. Sólo la vida vivifica. Como el río, la verdad no se deja atrapar en ninguna botella. Pero la palabra es bella, vaya que sí. Y uno quiere recostarse en ella y gozar de esa ilusoria eternidad.

    ResponderEliminar
  3. A martillazos, trepanar según qué craneos, qué muros

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué es lo que he vivido?
    ¿Necesito preguntármelo?
    ¿Con la respuesta podré o sabré conocer y decidir acerca de mis prçoximas vivencias en el trecho de camino que aún me queda?
    Escrutar mis vivencias, uys qué complicado. Mi dispersión va a ser un serio handicap.
    En fín, el "Ecce homo" de Nietzsche es uno de mis libros de cabecera. Me dejó sabor a vida viva.
    Bueno, voy a ver si el sueño hace el favor de venir por aquí. Estoy desvelada, uf.
    Buen amanecer, Fackel

    ResponderEliminar
  5. Fundadores y desarrolladores de religiones, Randle. Ay, las religiones, cuánto mal han causado en nombre del mito y del alma de los hombres. Para perseguir otros fines, obviamente, nada espirituales.

    Bienvenido y gracias por transitar por este barrio.

    ResponderEliminar
  6. Francisco, me siento omprendido e interpretado con tu pensamiento.

    El que escribió aquello tan forzosamente conocido que se dice como San Juan 1: 1-16, "En el principio existía el Verbo, etc." creo que alcanzaba a ver la dimensión de la palabra. Y tras ver el desarrollo de los acontecimientos en nombre de la exaltación de esa Palabra es evidente la genialidad de la frase de Nietzsche.

    La Palabra como dogma (ya sea en nombre de una religión o de un estado totalitario) no la quiero. La palabra (por muy pequeña que sea) si es indagadora, sincera y cargada de vida no se dejará atrapar. Pero para eso tenemos que saber distinguir en el curso de nuestro propio río.

    Gracias por dar señales nuevamente. Un abrazo y a ver si nos vemos.

    ResponderEliminar
  7. Precisando. Como no quiero la Palabra en nombre de una exultante sociedad mercantil formulada en base a la consideración del hombre como mercancía.

    Se me pasó matizar esta más común forma de palabra que mata.

    Vale valete.

    ResponderEliminar
  8. ¿La palabra a martillazos? A ni me la metieron a cristazo limpio. Así no.

    Contra el sistema, te entiendo. Aunque la palabra la prefiero del morro y la zapa del topo, sea viejo o joven. Jaj.

    ResponderEliminar
  9. Saga. Espero que no estés desvelada ni por las palabras de Fackel ni por las de Friedrich. Toda invitación a preguntarnos es bienvenida.

    Quien no se pregunta, muere. Quien cree estar seguro, ya ha muerto. Quien duda puede estar intranquilo, pero recuérdese que el camino nunca es firme. Quien se interroga encontrará respuestas relativas, parciales, como piedras mejor o peor talladas que levanten su propio edificio.

    Lamento tu día cansino por falta de descanso. De eso sé mucho. Pero a veces una luz que llegó entre la inquietud y el agobio de la noche relaja mucho más.

    Sursum corda, jaj.

    ResponderEliminar
  10. Aquí. Has perdido el premio. Los clérigos te dirían que ésa no es la respuesta apropiada al sursum, Jaj.

    ResponderEliminar
  11. ¿ No se dice amén?
    Ando perdida entonces (risas)

    ResponderEliminar
  12. El precio debe de ser la locura derivada del inconformaismo. Mejor loca y viva que cuerda y muerta.

    ResponderEliminar
  13. A ser posible, Portinari, rompamos esa balanza equívoca. Es posible vivir con vida. Utilizar el inconformismo como elemento activo y transformador, no autodestructivo. Cosas veremos. Cosas afrontaremos.

    Buena noche creciente.

    ResponderEliminar