.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 21 de marzo de 2010

Salif Keita


Pero Brassens pertenece al pasado. O mejor, al recuerdo, que por lo menos es algo. Fue grande. Escarbó, ironizó y molestó. Pero el sistema lo engullía todo. La memoria de Brassens pertenece a una cultura incomprensible hoy día, teñida de nostalgias. Relegada a hemerotecas y archivos discográficos. Sólo consoladora -inútil acepción- para batallas perdidas en el territorio de las ideas y en la geomorfología del cuerpo. Brassens sólo incita a la melancolía. Aunque a los viejos resistentes nos gusten ciertos reencuentros. Siquiera porque en aquellos tiempos vivimos y supimos citarnos en los cafés, y acabáramos en ocasiones en alguna mansarda.

Mas hoy hay que mirar lo emergente. Porque tiene otro tono. Y ojalá otra esperanza. Por lo tanto, para celebrar la Primavera de verdad -oh, repetida y manoseada primavera: mero apunte, jalón de un ciclo tras otro, vana palabra como tantas otras- copio y pego aquí al cantor de Malí Salif Keita. Si queremos que nuestra mirada esté más iluminada por la luz, tenemos que mirar al Sur. Donde la vida aún huele a vida. Disfrutad su composición Folon. La fotografía adjunta es de la fotógrafa camerinesa Angele Etoundi Essambla.




10 comentarios:

  1. Me he quedado embobada mirando y escuchando el video.
    Paz se siente, no se si es la voz del cantante, la luz del paisaje, la tranquilidad de la gente. No lo se.
    Las grullas buscan la luz del Norte para su primavera.
    Otras aves buscan el Sur.
    Luz habrá en todos los lugares...y vida tambien. Brassens y su colina y la ondina y el castillo de arena, son tanta luz como la del video de Salif. Así lo siento yo, ¿será que soy una vieja resistente?
    Un beso primaveral, Fackel.
    A sentir!

    ResponderEliminar
  2. Si te gusta la música de Mali, Senegal....pregunta a los manteros, pues ellos tienen su propia música, no la de la manta y la verdad es que pueden pasarte cosas fantásticas.
    Salif...muy bueno y el Sur... tela.
    Feliz ensueño.

    ResponderEliminar
  3. Digo lo misnmo que sagardiana. Me he quedado embobada escuchando a Salif.

    Saludos y buen día a todos.

    ResponderEliminar
  4. Inevitablemente me ha recordado a las fotos e historias de un amigo sobre Costa de Marfil.
    Precioso... Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Saga. Coincido contigo, aun cuando las luces sean tan diferentes. Hay un aroma en la música de este autor que dulcifica la dureza, apacible y remota, de la vida en ese territorio.

    Salud y disfrute, arqueoresistente.

    ResponderEliminar
  6. Probaré lo que me indicas, Tula. Les preguntaré, me dejaré guiar y me llevaré la cole completa aunque venga la autoridad con la porra en la mano.

    Grata noche, hermano.

    ResponderEliminar
  7. Aquí, eh, despierte, ya sé que es música para permanecer...Buena noche.

    ResponderEliminar
  8. Puedes contar, InnerS, las músicas y las imágenes sirven para traernos vivencias y calmas.

    Salud.

    ResponderEliminar
  9. ¿No sabes aquello de lo pequeño es hermoso?

    Salud desde la pequeñez.

    ResponderEliminar