.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








viernes, 13 de noviembre de 2009

Raíles


Un rumor que se acerca.
La procedencia es lejana.

Sostén su ritmo
atenta a la sorda exclamación
que cubrirá tu desnudez.

Su acero se disolverá en rocío
al contacto con las entrañas de la hembra.
Allí permanecerá.
Atrapado en el ámbar.

2 comentarios:

  1. Esperemos que la chica no pierda la cabeza...

    Echaba de menos tu poesía en el blog, Noviembre pesa con sus sombras y sus muertos en vida.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu intervención, Rat. Lo importante es que las sombras no se nos impongan nunca. Ni que nunca las perdamos por venderlas de mala manera. ¿Nunca leíste "La maravillosa historia de Peter Schlemihl", de Von Chamisso?

    Pero donde hay sombras siempre hay también luces. Por ejemplo, este poema.

    Salud y aroma.

    ResponderEliminar