.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 28 de marzo de 2009

Haiku de la voz


Amaneciendo
el aroma de su voz
extrae mi sueño.


(Fotografío Eikoh Hosoe)

8 comentarios:

  1. Sólo merece que sean así. Que te atrapen en un sueño, te saquen de cualquier infierno o te lleven a un círculo vicioso del que uno no puede ya, - no quiere ya- una vez oídas, salir.

    P49.L.I.

    ResponderEliminar
  2. Fackel, esperaba que me dieses un poco de caña con mis disquisiciones, un tanto presuntuosas, sobre el vacío, que tú sabes.

    Lo de "ets un crack" es un elogio sincero; además es lo que gritaban los amigos de un pobre chaval que estaba siendo golpeado, en cabeza, espalda y en sus partes, por cuatro brutales antidisturbios. Cuando lo dejaron inconsciente lo llevaron, como un peso muerto, a la furgoneta. Se me ha quedado grabada la imagen.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Sigo su blog aunque no le haga comentarios, su último haiku es extremadamente sugerente. ¿Quién se resistiría a despertar con ese fascinador aroma de una voz susurrante?
    Sus paréntesis de Larra y Goya me han hecho pensar en Unamuno y su “Me duele España”. El oscurantismo que acuciaba España en el XIX y el XX sigue ahí y de alguna forma más penetrante que nunca.

    Salud, paciencia y esperanza

    ResponderEliminar
  4. Cada gota, cada vez

    ResponderEliminar
  5. Sí, P49, las palabras -como los sueños- tienen su especial aroma, su tono, su círculo de luz.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Aragonia, por participar de esa sugerencia, pero a veces los aromas se encuentran dentro de los sueños y a veces existen fuera de ellos. Ahora bien, ¿cuál es lo real?

    Pues sí, soy de esos que participan también del "me duele España", pero desde una óptica nada patriotera y evitando obsesionarme con ello. Tendríamos que decir mejor, "me duelen los españoles", así dejamos de lado el concepto del que algunos se consideran eternos portadores y herederos en exclusvia, pero que no sabrían enarbolarlo sin sus chanchullos y corruptelas.

    El tema es largo, delicado y que exige precisión. Oportunidades varias habrá de volver a la carga.

    ResponderEliminar
  7. Stalker, soy un hombre de reacciones lentas muchas veces, precisamente porque el cuerpo me pide reaccionar rápido, mire usted, y en ocasiones me doy cuenta de que no es plan y me autoimpongo control y calma.

    Además, qué rayos, uno esta en proceso de crecimiento y maduración -maceración- y teme las especulaciones vanas. Pero en cualquier momento retomaremos el tema de la nada, que no necesariamente es oscuridad ni oscurantismo, jaj.

    ResponderEliminar