.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 8 de marzo de 2009

Amanecida



No hay opción para la duda.
Dudar es no vivir.
Es dejarse nutrir por la inacción
Y traicionar el instinto.
Entregarse a un letargo que te apaga
Lentamente.
No puedes ya tomar el alimento inconsistente.
Lo quieres todo.
Un aroma frutal se extiende dentro de ti.
Tal vez el último.



(Fotografía del ruso Boris Ignatovich)

No hay comentarios:

Publicar un comentario