.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 14 de febrero de 2009

Goethe


Te asomas, la luz
Se adhiere a tu cuerpo
Y tu mirada
¿dónde se dirige tu mirada
Sino a la luz?


(Dibujo de Johan Heinrich Wilhem Tischbein)

2 comentarios:

  1. Interesante juego circular e ilimitado Fackel. Lo que se absorbe es alimento del Ser. Y el Ser debe devolverlo al infinito, en sus sentido espacial y temporal.

    Un ciclo eterno, no importan los nombres ni los agentes. Y esa importancia de observar todo con ojos positivos que abran el Universo. Tienes una espiritualidad interesante y Goethe te ilumina, no cabe duda.

    Con toda mi fraternidad. Pablo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Pablo. Hay un orientación mística en tus palabras que no me desagrada. Ser es ante todo para mi reencontrar mi naturaleza. Más allá de mi corporeidad cultural y civilizatoria. Estoy empezando a intersarme por los animismos, no para efectuar conversión alguna, sino para interpretar y entender las identificaciones de los individuos con su esencia primitiva. Pero las consagraciones me hacen rebelde y descreído, lo cual sospecho que será un viaje más a abandonar.

    Agradezco tu forma de saludar, suena tan masón...

    ResponderEliminar