.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 7 de septiembre de 2008

Partida


Cielo y tierra
desperezan su ansia:
vuelo profundo.


(Eikoh Hosoe fotografía)

2 comentarios:

  1. Has empezado el otoño uncido a una espléndida vena lírica. Tengo curiosidad por ver cómo evoluciona este impulso en otoño... ¿caerán los versos como hojas? ¿Nevará un manto de palabras? ¿Tormentas?

    ResponderEliminar
  2. No te fíes, Stalker. Basta cualquier suceso a escala local o planetaria que me indigne para que me dé por la vena épica. Los versos que caen son los de los árboles de hojas caducas. ¿Y si hacemos de los versos hojas perennes? (Las nevadas para el invierno, no se precipite vos)

    ResponderEliminar