.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








miércoles, 16 de abril de 2008

Destino



Leyendo a Jorge Luis Borges...

Siempre he sentido que mi destino era, ante todo, un destino literario; es decir, que me sucederían muchas cosas malas y algunas buenas. Pero siempre supe que todo eso, a la larga, se convertiría en palabras, sobre todo las cosas malas, ya que la felicidad no necesita ser transmutada: la felicidad es su propio fin.

¿Tiene sentido distinguir entre realidad e irrealidad en un mundo totalmente alterado? ¿No son sofismas este tipo de divagaciones abstractas que algunos aún esgrimen? Borges lo deja claro. Las palabras son testigos. Exorcismos de nuestras condenas. Manifestaciones de nuestras infelicidades. Transustanciación de nuestras actitudes. ¿No nos pasa a muchos que desde la infancia vivimos el cine o la literatura como la representación de nuestra vida? ¿En qué momento se fundieron las imágenes del fondo de la cueva con nuestros instintos? ¿En qué punto sorteamos las obligaciones convencionales desplegando los Yo que llevamos de recambio? ¿En qué estación del camino decidimos manipular las agujas de las vías? Cualquier cosa menos aceptar la caída irredenta. La desnudez no es vacío ni desposesión, es manifestación del resurgir. Pero sin representación paralela, no renaces.

12 comentarios:

  1. ...este hombre de bronce trata de contener una la presion de una fuente que esta en algún punto de Valladolid?

    ResponderEliminar
  2. El Destino, siempre me ha llamado mucha la atención esa palabra y su significado...Antes pensaba más..me hacía más preguntas..Ahora intento no pensar tanto.
    Está claro que todos tenemos uno, así que yo por lo menos intentaré disfrutar de él cuando llegue.(Que espero que sea bueno,claro está)

    Pd;Y seguiré pasando,me encanta tú blog,es decir, me encanta como escribes.
    Besos!.

    ResponderEliminar
  3. Anónimum...Una vez que hice un recorrido por esa ciudad la capté...tiene otra parte, así que igual otro día la traigo aquí; a mi me gustó.

    Tormenta, así que estás deconstruyéndote, ¿eh? Ya no piensas, ya no haces preguntas...Pensar y creer esotéricamente en cierto concepto de destino no hacen buenas migas. Simplemente no confundas destino con futuro; lo primero es literatura, lo otro, simple tiempo incomprobable. Porque al final siempre vivimos en presente.

    ResponderEliminar
  4. Cuando sentimos que se nos ha pinchado la maravillosa burbuja que nos hemos fabricado para ¿sobre?vivir sobreviene la caída irredenta, sí.
    La cuestión que me planteo es cuántos Yo entran en el paquete de recambios.
    Hay que ir aprendiendo a renunciar a los apegos. Se vive en paz sin ellos, sí. Y hay que ser blando y maleable, flexible y transparente. Es una buena desnudez.

    ResponderEliminar
  5. Y Vivir el presente para mejorar el futuro?algo así supongo..
    No es que ya no piense, es que me niego hacerlo tanto...
    ´No sé si me explico..porque al fin y al cabo cuando pienso demasiado..saco conclusiones equivocadas.Algo así...

    Besos!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Fackel, ¿tienes algún correo para escribirte a él?

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Buenas proposiciones d ela enmieda personal, Lagave. Pero los Yo son tn infinitos como queremos que sean. No ponerse límites, aun siendo conscientes de que los hay. ¿Contradicción? Simplemente, Tao.

    Oiga, Tormenta...no me diga eso, si vd. piensa al menos saca conclusiones. ¿Qué dudas sobre vd. misma son ésas? A mi me trae al pairo vivir el presente para mejorar el futuro, ¿cómo se hace eso?

    Hacker, claro, fácil, dirígete a

    laantorchadekraus@hotmail.com

    Buenas noches a todos, y encantado con vuestra fiscalización (jaj) de Fackel.

    ResponderEliminar
  8. Ya te dejé un correo, Fackel, salud

    ResponderEliminar
  9. Hacker, no aparece...

    ResponderEliminar
  10. Hacker, no aparece...

    ResponderEliminar
  11. De tú, de usted no por favor.

    Todavía me considero muy joven para que me traten de usted.Y de esa manera hay demasiada distancia..digo yo.

    Y bueno a ver... no es tan fácil explicarse, y menos yo que trato de hacerlo y acabo contando lo contario.
    Sólo voy encajando piezas en mi vida, como un puzzle,como todo elmundo no? las piezas colocadas son del pasado..pero el futuro es más incierto,son las piezas que están boca abajo.. Algo así
    Y de tú.
    Besos!.

    ResponderEliminar
  12. lo reenvío, Fackel, no entiendo qué ha pasado, porque no me ha sido devuelto. ¿Puedes comprobar que no te haya llegado al correo basura?

    saludos

    ResponderEliminar