"...Y es que en la noche hay siempre un fuego oculto". Claudio Rodríguez





sábado, 18 de septiembre de 2021

Gormaz, Paralelo 41

 


¿Qué ves desde aquí? Veo todo. Pero el todo es inmenso, ¿no? ¿Cómo puedes abarcarlo desde aquí? Sí, pero está ante nuestra mirada. ¿Y cómo definirías ese todo que ves? El todo no se puede definir. Las definiciones quedan para la parte. No es por llevarte la contraria, pero aquí hay más de una parte. Una considerable elevación, un arco de herradura, la mampostería, un paisaje agrario, el curso de un río, un horizonte que insinúa montañas, un cielo que no cesa. Tú lo dices. Eso es el todo. ¿No te basta con entenderlo de ese modo? Y aún hay más, extraviado en la neblina del tiempo. Una cultura dominadora que ordenó alzar la fortaleza, los técnicos y obreros que la construyeron, los episodios que tuvieron lugar en ella y su entorno, la llegada de otra cultura que tenía muchos ingredientes de la opuesta. Sigue siendo el todo, no obstante. Y todavía puedo indicar más partes. El acontecer, la transformación, la historia, la propiedad cambiante, otra lengua, el abandono, el olvido, y siempre el sufrimiento humano. ¿Puedes ver todas esas partes que permanecen en la oscuridad y que se encuentran aquí? Puedo ver todo. Y detrás, ¿no intuyes la bondad y la abyección, el ansia y la conformidad, la rebeldía y la complacencia, la atracción y la repulsión, el lujo y la miseria, el sencillo saber y la maldita ignorancia, el horror y la belleza, la supervivencia azarosa y la muerte insoslayable, todo cuanto ha gobernado la existencia de los hombres, fueran de unas creencias, condición y clase o de otras? No solo intuyo todo lo que citas, sino que sigo viéndolo con claridad porque son el todo, y aún rigen los corazones de los habitantes del presente. Sí, tienes razón. Me parece que yo también veo como tú. Veo todo lo demás. Lo visible y lo desaparecido. Lo que puede venir y lo que nos gustaría ver. Pero ahora permanezcamos contemplando el todo.



* Gormaz: 41º 29' 32'' N - 3º 00' 14'' O. Y pensar que quieren instalar una macro granja de explotación intensiva de cerdos por ahí abajo. 

Vista desde la fortaleza musulmana, siglos IX/X, de Gormaz, Soria. Ver:

https://www.asden.org/el-valioso-y-reconocido-paisaje-del-castillo-de-gormaz/

https://elpais.com/cultura/2021-09-14/una-granja-de-4200-cerdos-asedia-el-historico-castillo-soriano-de-gormaz.html



(Fotografía de Miguel Ángel García, de Ólvega, tomada de Wikimedia Commons)

46 comentarios:

  1. Digamos que es nuestra visión del "todo" que nos importa.

    Espero que ni se les ocurra autorizar semejante salvajada.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tengo mis dudas, no sé si las autoridades de esta comunidad son sensibles.

      Eliminar
  2. Con los sentidos configuramos nuestro universo, añadimos conocimientos adquiridos e imaginación y acabamos edificando nuestro “todo” a sabiendas que sólo es una parte.
    No podemos comprender la totalidad, existe una infinitud de partes que se esconden en la “neblina del tiempo” y del espacio. Hay otras lenguas, otros conocimientos, mucha ciencia que desconocemos y otra que aún está pendiente de descubrir, hay arte y razón que diría Petrarca que navegan por un mar desconocido y hay mucho sufrimiento y bondad que están más allá.
    Sabemos que hay muros altos y gruesos levantados con el objetivo de ocultar. Nuestro afán por saber y nuestra imaginación pueden volar como una alondra y superar las alturas de los muros y ver el intradós. Demos alas al conocimiento.
    Salud.
    Francesc Cornadó Estradé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal como dices. No obstante vivimos como si captáramos el todo, de la misma manera que vivimos como si fuéramos eternos. Yo intento relativizar un concepto del todo, porque las partes a su vez se despliegan en multitud de fractales que a su vez generan otros y no acabamos nunca de comprenderlos. Tal vez para el individuo el todo sea la conciencia de la limitación, la aceptación de que no podemos llegar más allá de un borde, que vivimos con aproximaciones como mucho. Y sin embargo nada de renunciar al saber, a la ilusión por el conocimiento. Qué poco sabemos de cómo concebían los antiguos el saber, nos basamos en pequeños datos, en obras legadas, pero tanto del pasado se ha destruido, tantas transformaciones, tanto arrasamiento si no convenía a civilizaciones que se impusieron. Pero nada de quejarse, a pesar de esos muros altos -esta cultura actual de homogeneizar y rebajar las exigencias del saber a través de los media y de los llamadas redes sociales.

      Eliminar
  3. Mejor ver un todo, que solo mirarse el ombligo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, algunos se creen que el todo es mirarse el ombligo...o el pene, no hay más que observar los comportamientos.

      Eliminar
  4. Eres muy exquisito, porque ese todo solo se ve desde el castillo. Desde la granja de cerdos mirando para otro lado, todo el todo, no se verá. El que se calce las botas de goma hasta las ingles no lo verá ni aun mirando al castillo.
    Las explotaciones agrícolas visibles son tan fruto de la tecnologia como la granja de cerdos. Incluso más.
    Que diferencia hay entre explotación agrícola o ganadera? Además la van a poner donde enpiezan las montañas, que no llegara el olor.
    Creo que hay que conformarse con mantener lo que queda. Los cerdos tiene tan mala fama...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignoraba el tema y sigo ignorándolo. Anda que no hay espacios en la Castilla Aeterna -ahora llamada vaciada, ag, qué término- donde ubicar esa instalación. Y ya no entro en lo de las explotaciones intensivas, soy más ignorante al respecto. Pero conozco la fortaleza de Gormaz, cuya extensión debe ser la mayor de España, dominando territorios desde todos los ángulos que cuando estudiábamos definíamos como el Desierto del Duero.

      Eliminar
  5. Cosas veredes desde la ventana... que te sorprenderán, como esa granja de cerdos bajo las dovelas del arco de herradura musulmán. Toda una afrenta a esa cultura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Será un desafío a la cultura islámica o como se dice ahora una distopía? Insisto, ancha es Castilla que dice el refrán, pero intereses habrá para colocar el negocio en esa zona.

      Eliminar
  6. Para visitar la iglesia templaria del Cañón de Río Lobos, al final del valle, me venía de paso Gormaz. ¿Quién no iba a dejar el coche aparcado a un costado de la carretera para subir la leve pendiente que encarama a la puerta de entrada del imponente castillo?
    No se puede definir la visión de aquellos páramos si no se ha estado allí. Impresionante.
    Pienso que poner una granja de cerdos en aquellos parajes es un desideratum, algo fuera de lugar, simplemente por los purines, no hay agua suficiente, y los nitratos acabarán con todo lo inimaginable.

    De ahí a Palencia, a ver la iglesia de santo Domingo, dominico que es uno.
    En fin, nos gobiernan los últimos de la clase, eso está más que comprobado, y allí, en Gormaz pondrán una macro-granja y quemarán la tierra a base de nitratos, pero nos dirán que sacarán tajada para hacer energía, ahora que va cara, y que dará trabajo a mil obreros de la zona, y que la riqueza del olor será superior a la actual, porque ya no se lleva el olor a campo, ni el sonido de las aves, ni la tierra sin sulfatos, ni los páramos sin turistas, aunque estos sean cerdos.
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más cerca del Cañón del Río Lobos están San Esteban de Gormaz y El Burgo de Osma, pero Gormaz a secas queda algo más al sur. Y acaso has querido decir Soria en lugar de Palencia porque en Soria sí hay una iglesia románica importante, de la que se cita cuando se estudia el románico.

      Ya veremos la deriva que toma lo de la macrogranja, ya sabes que es un tema que se presta a chantajes emocionales, políticos y localistas, y que puede enfrentar a habitantes de unas zonas u otras. Pero tú tranquilo que esto lo arregla algún godo, o goda, de Madrid en cuanto alcance el generalato.

      Eliminar
    2. Me interesaba Palencia (Carrión y Frómista), pero volteé por Soria, no quedaba lejos, de ahí el castillo, porque hice una ruta un poco especial.
      Salut

      Eliminar
    3. Pues son lugares gratos los que citas, hay un sitio cerca de Frómista denominado Villalcázar de Sirga, sigue siendo Camino de Santiago, donde se ha comido siempre un lechazo extra, pero hace tiempo que no he vuelto. Y arte del pasado hay en demasía.

      Eliminar
  7. Antes de leer el texto he gozado de tan bella imagen, que imanta! Jaajj se me acaba de ocurrir que debo tener un polo x muy deficitario, porque siempre se encandila con la belleza. Y lo divertido es que lo podría traducir al lenguaje geométrico! Y no paro de reír y agradecer que hayas colgado la imagen. De los cerdos.... sin palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es para menos encandilarse. En general en España hay posiciones elevadas -bien fortalezas o poblaciones o simples miradores sobre cauces fluviales- que entusiasma a nuestros sentidos íntimos. Yo, en cuanto llego a una zona que sé que va a estar el Duero o el Tajo o un desfiladero o simplemente una gran extensión mesetaria me apeo y busco el vértice. Allí se ve el todo y el todo me hace descansar. Por supuesto, esos campos, sus roturaciones y parcelas, no tienen nada que envidiar al mitificado océano.

      Eliminar
  8. Soria, ya lo dijo el poeta, es el centro de todo.
    Me acabo de afirmar más en cómo me gusta el horizonte castellano, tan abierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que acabo de comentar a Emejota, y tú que conoces bien esto sabes la maravilla de contemplar el Duero desde Toro o los Montes Torozos y su caída desde Urueña o la Tierra de Pinares desde Portillo, en fin por citar ejemplos que hay muchos.

      Eliminar
    2. Esa maravillosa vista de la planicie suavemente ondulada.

      Eliminar
    3. Les paysages agraires...que nos enseñaba el geógrafo Jesús García Fernández, pero era una materia dura.

      Eliminar
  9. Vaya por Dios !! (o Alláh)
    Si es que parece cosa de "recochineo" (nunca mejor dicho) ir a montar una granja de gorrinos y verracos, precisamente debajo de una construcción monumental cuyo inspirador y constructor fue alguien que por imposición profética seguramente no probó en su vida ni una loncha de tocino. Que cosas...
    Y me pregunto: ¿Ya hay cerquita algún rio virgen que desflorar a base de verter purines a lo bestia y dejarlo apestando a los cuatro vientos?
    Pero, ahora que pienso: ¿Sin granjas de cerdo, como íbamos a tener materia prima para tanto chorizo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paradojas e ironías de la Historia, hermano Nox. Y tan cerca está el Padre Duero nada menos, y un poco más abajo Berlanga de Duero que es una población de otro tiempo con una iglesia mozárabe que impresiona

      https://es.wikipedia.org/wiki/Ermita_de_San_Baudelio_de_Berlanga

      y que fue expoliada en el siglo XX, llevándose pinturas fastuosas. A mí siempre me impresionó que el edificio esté sostenido por una pilastra central de la que salen varios nervios, como formando una palmera, que ejercen de fuerzas de la bóveda. La Arquitectura es muy antigua en soluciones y magín.

      Eliminar
  10. Me ha gustado el diálogo de tus personajes. Me ha recordado un texto sobre "un mundo común" en el que se habla de la dificultad de tenerlo y de cómo se acorta concretado nuestros respectivos mundos.
    Nunca he estado en Gormaz pero me lo apunto.
    Un abrazo Fackel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día, Loles. ¿Te refieres al libro de Marina Garcés? No lo he leído, aunque sí algunos artículos suyos que me han parecido muy sensatos y, por supuesto, reflexivos.

      Pues ve a Gormaz y entornos antes de que depredadores lo alteren.

      Eliminar
  11. Como decia Monterroso, el problema de ir al cielo, de estar en el cielo, es que desde allí el cielo no se ve. El todo solo se ve desde lo alto del Castillo; desde donde presuntamente pondrán los cerdos no se verá el todo, pero le aseguro que se olerá.

    Salut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, pero no me fío, hay mucho oportunismo y compadreo que van a lo suyo. Pero confiemos en un atisbo de sensatez que capte el valor del todo. Saludo.

      Eliminar
  12. Un diálogo ante un mañana que nos depara oscuridad. Un perfecta reflexión de lo que vale la pena perder, o preservar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero algo de nosotros depende para generar luz, ¿no? Aunque comparto pesimismo, no quiero, sin embargo, que rija mi vida; más adelante, ya se verá. Salud dominical.

      Eliminar
  13. Ver para além da linha do horizonte... Preservar o passado lado a lado com o futuro... Um futuro verde...
    Interessante...
    Beijos e abraços
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en un suplemento del periódico El País de ayer sábado salen varias páginas de la ruta del Douro, sus viñedos, hasta Porto. Es una zona que tengo pendiente de recorrer. Desde que vi el filme "El valle de Abraham" tengo ganas de conocer. Parque arqueológico Vale do Coa, Pinhao, Valença do Douro, Peso da Regua, Castelo de Paiva, etc.

      Eliminar
  14. Aún un ciego logra ver ese todo, si se lo propone. Muy profundo

    ResponderEliminar
  15. Bella fotografía. No me sorprende que te inspire tan bello texto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto unas cuantas vistas desde promontorios y me parece de lo más exquisito. Es tan diverso y rico el paisaje, con colores que se modifican según las estaciones. Los océanos envidian los paisajes terrestres, que me lo dijo Odiseo.

      Eliminar
  16. Si hay que llenarse el bolsillo que importa nada. Esas macrogranjas no traen más que ruina a los pequeños ganaderos y problemas de agua, de olores, paisajísticos... trabajo generan poco y el que se genera se pierde en las pequeñas explotaciones que tienen que cerrar.
    Que importa. ¿A lo mejor estamos desabastecidos de carne de cerdo?
    Fackel, un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si algún día hay en España desabastecimiento de tal animal es que verdaderamente esto se ha ido al carajo. Lo que no acabo de entender es por qué a personajes y gente malvada, de pensamiento sucio, de intereses que pisotean al prójimo, gestores que solo buscan poltronas, se les aplica a veces el término cerdo. El cerdo es noble. Ciertas raleas humanas no.

      Eliminar
  17. Después de leer tu reflexión sobre el todo desde la fortaleza, la noticia a pie de texto me deja desmoronada. Ese tipo de granjas de ganadería intensiva las prohibiría todas, en eso soy radical. Estropean el paisaje, contaminan, los animales además los crían en condiciones horribles, hacinados, atiborrados de antibióticos ... y a ver quién gana con todo eso. ¿El todo, todos? ¡Qué triste! Ojalá que los lugareños consigan frenar esa barbaridad. Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento incapaz de responder a nada. Es lo que tiene perseguir el todo. Buen lunes.

      Eliminar

  18. Magnífica definición-interpretación del "todo". Ese elaborar un todo en lo que observas o estudias. Qué sería si no, el conocimiento completo y verdadero de lo que se observa o se estudia?...

    Bellísimo panorama paisajístico. No conozco esos lugares, tan plagados de historia, a pesar de cercanos relativamente a mis años juveniles , pero conocí otros lugares bellísimos también, pero distintos... Otras caras, otros "todos", de la naturaleza.Lugares que debieran ser "sagrados", para el hombre. Lo serán?...

    Buenatarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque el concepto de sagrado obviamente ha cambiado me conformo con que esos lugares sean respetados, admirados y observados como el todo.

      Eliminar
  19. A veces no es solo ver es saber mirar.
    Un lujazo siempre leerte Fackel.

    Un abrazo y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la vista es incompleta si no hay visión. Y no es amplia del todo si no se mira también hacia el interior.

      Gracias, Rita. Mismo deseo para ti.

      Eliminar
  20. Aquests contraris als quals et refereixes, serien una mica com el contrast entre marc i vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, pero fíjate que el marco y esa espléndida forma de herradura se vincula al paisaje. Yo conozco el lugar y la visión que se tiene hacia todos los puntos cardinales me parece una maravilla. Naturalmente, los árabes que construyeron la fortaleza tendrían más intenciones defensivas y de avanzadillas en territorio de los llamados cristianos que otra cosa. Pero seguro que además de estar ojo avizor se relajarían contemplando las vistas.

      Eliminar
  21. Fáckel:
    espero que no se lleve a cabo ese disparate.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un país de disparates -no en vano Goya supo lo que reflejaba en sus imágenes- no estoy muy seguro de que se evite.

      Eliminar