La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



jueves, 12 de julio de 2018

Deriva de próximas tareas





















ADQUIRIR la serpenteante estilización de la enredadera, convertirse en aristas afiladas como los cristales de cuarzo, transformar la propia piel en la densa y aterciopelada textura de la hoja de higuera, ser aroma de acacia con la oleada de estío, fluir en la humedad viajera río arriba imitando la agilidad de las carpas generosas, iluminar las sendas de la noche como gusano fanal, volar en vertical cual libélula frotando sus élitros, sentirse seda de kimono cubriendo a una geisha. Mostrarse uno con menos apariencia visible y habitar la discreción de lo invisible. Tareas para la próxima existencia.



(Taichi Gondaira fotografió)

20 comentarios:

  1. Hermosas y atractivas aspiraciones. La de invisibilidad, gran sueño de mi infancia, a la edad provecta ampliamente manifestada. Me parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La infancia proporcionaba una dualidad interesante. Nos hacíamos ver y desaparecíamos, incluso hasta el punto de preocupar a nuestros padres. Tal vez se logre el objetivo en esta vida.

      Eliminar
  2. sentirse seda de kimono cubriendo a una geisha...." Esta si que es buena...una frase cargada de intenciones...
    me gusta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de potenciales sensaciones, sin duda, y que lo políticamente correcto no me quite el ensueño de las sensaciones soñadas.

      Eliminar
  3. Una piacevole scoperta il tuo blog, scusami l'intrusione ma ho trovato i tuoi pensieri molto interessanti mi viene spontaneo farti i miei complimenti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazie per il passaggio e la lettura, Angeloblu, ma al poeta Gibran va ricordato che anche dietro la luce arriva sempre l'oscurità. Già i miti greci rivelavano la complicità tra giorno e notte e il fare e disfare gli uomini in quella rotazione.

      Eliminar
  4. Pequeñas satisfacciones que ofrece la vida, justicias poéticas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo de justicias poéticas vive el hombre...

      Eliminar
    2. Así es de pintoresca la vida...

      Eliminar
    3. Hum, si solo fuera pintoresca, eso únicamente se sabe a posteriori de ciertos acontecimientos en la vida de cada cual.

      Eliminar
    4. Parcialmente cierto. Hay quienes creen saberlo todo a priori ante la existencia de ciertos hechos, datos, circunstancias o extremos. Eso son prejuicios. Cestos.

      Eliminar
    5. ...Y así les va, y así pretenden condicionarnos a los demás, y así hablan en nuestro nombre...lo percibo desde mi tierna conciencia juvenil, y no se les quita la manía patrimonial, y no se dan cuentan de que ellos son solo ellos y pasajeros y frágiles (algunos vocean en exceso y son capaces de actos bárbaros, ya lo sé)

      Del cesto siempre aprecié antes que nada la urdimbre, así como de una vasija su arcilla. L0 que haya salido después ya se verá.

      Eliminar
  5. ...Cuando nos liberemos del peso del cuerpo.

    ResponderEliminar
  6. Ay, Neo, pero entonces...ya no cuenta. Pero un cierto grado de levedad en esta vida se nos es dado, aprovechémoslo.

    ResponderEliminar
  7. Por si acaso, conviene cumplir alguna ahora no sea que no haya otra posibilidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien más o quien menos las tiene en su haber, Pedro. Aunque como dice la canción aquella: todos queremos más.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Oh, cierto que así denominan los japoneses a las libélulas y están vinculadas a muchos símbolos, yo mismo creía en mi niñez que su presencia a la orilla de los ríos me traían buena suerte; no sé, pero tampoco puedo decir que no me la trajeran. Me dejé llevar.

      Eliminar