La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



martes, 1 de mayo de 2018

Deriva del nutrido



"El que piensa que deja un arte por escrito y, de la misma manera, el que lo recibe como algo claro y firme por el hecho de estar en letras rebosa gran ingenuidad y, en realidad, desconoce la profecía de Ammón al creer que las palabras escritas son algo más, para el que las sabe, que un recordatorio de aquellas cosas sobre las que versa la escritura".

Platón, Fedro.


SIGUE haciendo lo mismo que hacía en sus años de aprendizaje elemental. ¿Deletrear, garabatear, practicar caligrafía, ejercitar redacción, pulsar el primer teclado de una máquina? Soñar, simplemente. ¿Que hay ahora un pequeño público de amigos, muy escaso y sufridor, que atiende benévolamente a sus escritos? ¿Que esa gente viva se codea, y acaso no lo sabe, con los muertos que escribieron y ahora él lee? Eso parece. Pero ese entorno de gente amable, y esos espíritus de ultratumba que le arrastran, ¿no serán una prolongación de sí mismo por otras sendas? O bien: ¿no se estará nutriendo de cada escribiente y dicente que arriesga su opinión? Qué paciencia, piensas, tienen los demás para interesarse por tus ensoñaciones. Dadme, dadme, dadme, suplicas tú a la materia nutricia. Pides a unos y coges de otros aunque no se quejen en sus pupitres ni levanten la voz desde sus letras sepultadas. Necesitas tanto mirarte en ellos para compensar tus oquedades, por las que transita el viento. Quieres probarte en los otros -sus letras, sus aventuras, sus sueños, sus desvaríos-  para comprobar si la sustancia que a ellos les alimenta es análoga a la tuya. Harás bien en evitar la autocomplacencia estéril. Al fin y al cabo embarcado te hallas, como todos los demás, hacia el mismo destino.



(Imagen adjunta: Barthel Beham, grabador alemán, 1502-1540, representando a Czinmon)


10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero...¿no habíamos matado hace tiempo a Platón? Las palabras escritas, no obstante, se convierten en reducto ante las orales malsonantes que tanto se estilan en nuestros días.

      Eliminar
  2. Comparto esa opinión. Saber o tener la oportunidad de aprender adecuadamente implica nutrirse, lo cual inevitablemente implica el gusto de "soltar" con placer. (soltar=deshacerse de diversos elementos: fluidos, incluidos sólidos, aéreos , emocionales y mentales Que no pretendo herir susceptibilidades protegidas).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allá ellas, las susceptibilidades protegidas con las que se escudan quienes no afrontan los desafíos del vivir. Nos alimentamos de lo escuchado, experimentado, sufrido...por otros. INcluso a la hora de platicar o de escribir.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué precisión en cada matiz descriptivo, Chiloé. Le ha faltado hacer mención a mi desaforado fumar en pipa, para ser más exactos a base de un Balkan Sobranie, que tiene siempre un toque turco especial.

      Eliminar
  4. Jajajajaja Vive Dios que te han perfilado como a un bucanero antillano, FACKEL ¡.
    En fin, me decanto, con tu permiso, por mi Aristóteles, aunque comulgo con la idea del bien de Platón y su "reminiscencia de las almas". Ya se, ya se, que no tiene nada que ver con lo expuesto, pero a Platón no hay que sacarlo fuera de la circulación, antes bien, hay que dignificarlo, ya se encargaron los neopositivistas "lógicos", mal llamados empiristas, de pasar página a toda idea metafísica platoniana.
    Un abrazo
    salut,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, que a mí no se me ocurriría sacar fuera de la circulación a nadie que haya utilizado en este mundo el pensamiento, antes bien cualquier filósofo es motivo de envidia, otra cosa es que los entienda o participe, pero todo tuvo su tiempo y lugar. Hablo de pensamiento razonado dentro de los márgenes de cada época, y no de embaucadores, estirpe esta que cundió mucho más.

      No te preocupes, que cuando me vea con pata de palo y ojo tuerto os mandaré una foto, el jersey y las pipas ya los tengo, y cada vez suspiro más entre el humo de mis devaneos pseduoliterarios. Salut para el dimecres.

      Eliminar
  5. Nos alimentamos todos de este inconstante intercambio de pensamientos surgidos de los eventuales roces entre nuestros miedos, sueños y demás inquietudes, nacidos todos del involuntario (o no) ejercicio de vivir. Si continuamos aquí, es que nos hacen bien. Lo disfrutamos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa en la vida ordinaria y sucede con el arte, la ciencia, el conocimiento en general. ¿Acaso hay algo absolutamente original que se dé por crecimiento espontáneo? Además de ser el comportamiento habitual es todo un magnífico método de saber y de relacionarse. Chau.

      Eliminar