La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose. Karl Kraus.



martes, 20 de marzo de 2018

Apunte sobre un acertado Baudelaire
















¡Acuérdate que el Tiempo es un jugador ávido
que gana sin trampas, a cada golpe!, es la ley.
El día declina; aumenta la noche. ¡Acuérdate!
El abismo siempre tiene sed; la clepsidra se vacía.


Lo canta Baudelaire (poema El reloj) Démonos por aludidos. Los tramposos somos nosotros, jugadores efímeros, pretendiendo adaptar las leyes del Tiempo según lo que consideramos necesidad y beneficio; tratando de certificar una ilusa propiedad sobre él, que no tiene amo;  llenando los vacíos con otros vacíos acerca de los cuales cuantificar no resulta sino una burla inútil; apostando en partidas que tenemos perdidas de antemano; subestimando del Tiempo su inexorable capacidad y disposición hominicida.



(Foto de Anna Bodnar)


14 comentarios:

  1. Una gran verdad. El Tiempo es un homicida, y además juega sucio. No es el mismo tiempo el que separa a una víctima que a su verdugo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú crees que el Tiempo sabe de víctimas y verdugos, entre otros opuestos?

      Eliminar
    2. Creo que el Tiempo sabe por viejo, y que nos lleva ventaja. Conoce bien al ser humano.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. En efecto, sabe más por viejo que por diablo. Buen día y mejor equinoccio que viene siendo.

      Eliminar
    4. El tiempo no juega sucio, no puede hacerlo, por eso es inexorable. El tiempo es el único jugador limpio, tramposos somos los demás.

      Eliminar
    5. Esa percepción tengo yo. Pero hay que ver cómo justificamos nuestros límites, errores y deficiencias echándole la culpa...Gracias por comentar, Índigo.

      Eliminar
    6. Pues si no juega sucio, insisto, se lo pregunten al que va a ser decapitado y espera el cadalso y al que está afilando la daga...en el mismo proceso.
      ¿ a ver si no juega sucio, siendo el mismo período ?

      Eliminar
    7. Huy, que el planteamiento nos llevaría a cuestiones morales sin mayor éxito ni solución. Además, de ser como dices, ¿quién es el guapo que le aplica el código penal al Tiempo? Ya ves, ni siquiera se desprestigia ante los mass media y la opinión pública.

      Eliminar
  2. Lapso de Tiempo. A Tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Baudelaire sí que sabía de lapsos.

      Eliminar
  3. A sus pies, perfecta entrada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala. Soy de los que miran de frente, no se ponga nunca a los pies, oiga. Salud.

      Eliminar
  4. Por muchas trampas que le hagamos él siempre gana...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Antes había una expresión curiosa. Cómo vives, preguntaban. Y el otro respondía: ahí estamos, trampeando. Ha perdido vigencia, aunque se trampee hoy mucho y en otros sentidos.

      Eliminar