.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 8 de octubre de 2017

Apunte sobre publicidad















Leo una cita del último movimiento espontáneo políticosocial en redes (Hablemos, Parlem): "España es un país claramente mejor que sus gobernantes". Pregunta del millón: entonces, ¿por qué se eligen gobernantes peores que el país? Hum. Algo no cuadra.

Permítanme que apenas crea en las palabras bonitas y publicitarias. 


14 comentarios:

  1. La publicidad siempre es engañosa.
    No se que decir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempos en que se publicitan hasta los sueños o, sobre todo, los sueños. Que acaso son la forma más sutil de publicidad.

      Eliminar
  2. Esta cita, amigo Fackel, es una majadería pueril. En España impera la incultura, estamos en los últimos puestos de las listas en cuanto al fracaso escolar, la enseñanza, en esta piel de toro, es un desastre; los jóvenes escolares apenas entienden el significado de los textos; más de un maestro ridiculiza a los mejores y potencia la mediocridad, he leído tesis doctorales con errores de cálculo garrafales y con faltas de ortografía; hay catedráticos que apuestan por lo esotérico en vez hacerlo por lo racional o científico. La escuela primaria, el grado secundario y la universidad están por los suelos. La población se interesa por el reguetón y confunde la poesía con la sensiblería. Los programas de TV basura son los más vistos y la pornografía de las tertulias políticas tiene una audiencia tremenda; se lee poco y se entiende menos.
    Los pueblos tienen el gobierno que merecen. Esta afirmación es hoy más cierta que nunca, pues hoy la gente vota y elige a sus gobernantes y con un panorama culturalmente desastroso no podemos esperar más que un panorama social raquítico.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo llevarte la contraria, Francesc. Hoy tal parece, y con el mensaje rápido de las redes se consolida, que prima la frasecita cursi que nos quieren vender como imaginativa. Y ahí pecan tanto los reaccionarios de siempre (acaso menos) que los progres de hoy que no viven con los pies en el suelo. Diciendo citas o eslóganes de tan escasa enjundia lo único que queda en evidencia es el poco uso de la reflexión y de cierto análisis. Así como no saber tomarse el tiempo antes de emitir opinión. Se quiere tal vez epatar y se dicen bobadas. Cualquier afirmación tiene lo que en castellano se llama volver la oración por pasiva, y es el caso lo que he hecho. A este paso no sabremos a qué y a quién atender, no distinguiremos de dónde procede la luz y dónde habitan las tinieblas, no sabremos si nos duele o si nos da goce, si nos valoran o nos manipulan. Es una vorágine tal que conviene detenerse. Mira que estos días se atropellan noticias, nos llegan comentarios en abundancia (nunca había oído por la calle tanto comentario sobre el tema catalán que, por otra parte, procuro no prestar atención porque conozco los prejuicios y la información parcial o distorsionada de los paisanos, aunque también tienen derecho a valorar, no faltaría más. Como le he dicho el otro día a otro bloguero lo que hay preparado por ahí es una gran cagada, y cuando la mierda se escurre pringa a todo el que pasa y somos muchos millones los que estamos en O.K. Corral (espero que sin los tiros)

      Eliminar
  3. La manipulación resulta cada vez mas patente y grosera.
    Como me gusta tanto fijarme en el inconsciente colectivo de regiones y pueblos, me ha dado por considerar el posible significado subliminal, al margen de intereses económicos que existen, las diversas celebraciones peninsulares. Tiene su gracia ay. y si no se encuentra nada se enlazan conceptos, ya verás cómo cantan las imágenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Será que el contrapunto de tanta zarandaja manipuladora es nuestra ingenuidad manifiesta?

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. O tal vez nos guste ser o aparentar ser incautos, porque la complejidad de los temas nos puede y no tenemos respuestas. En fin, no es cosa de ponerse psicoanalítico a estas horas.

      Eliminar
  5. El problema radica en que España no es un país, sino una suma de diferencias que no pueden ponerse de acuerdo en casi nada.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, tal vez. Pasó entre reinos cristianos y entre dominios árabes peninsulares. Pero quién sabe, tal vez algún día...

      Eliminar
  6. Por aquí, seguro, los gobernantes son como la mayoría que los vota: egocéntricos, individualistas, de doble estándar entre lo que se dice y hace y con memoria selectiva. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno eso debe ser una característica de comportamiento general. Aquí es que les pilla grandes a todos todo. Pero confío que incluso de la desgracia aprendamos. Confío.

      Eliminar
  7. Exactamente eso mismo pensé yo. Y así nos va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nos espera una larga travesía del desierto.

      Eliminar