.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








sábado, 5 de agosto de 2017

Muere una niña más y qué














Mucha palabrería, mucha foto de representantes públicos, mucha apariencia, mucha concentración ante los ayuntamientos, mucho pacto de blablá contra la violencia de género, pero la Administración pública sigue lastrada por sus burocracias y sus hipocresías. Por supuesto que hay bestias humanas que seguirán cometiendo tropelías con otros hombres, con mujeres, con niños y con ancianos. Pero si se supone que mantenemos organismos de las administraciones públicas para controlar a los monstruos de los que ya se sabe que lo son no se entiende que la burocracia impida actuar y evitar males extremos como el de esa niña asesinada en Valladolid. Hoy día, con los medios que hay, si la Administración no toma medidas oportunamente queda en entredicho. No valen la demagogia, las banderas a media asta, la aplicación floja de la ley o su propia insuficiencia, el duelo formal de los municipios y los pactos de pacotilla entre los partidos. Si el Estado y sus derivados y prolongaciones, incluidas las que propugnan independencia, no se preocupan de la ciudadanía más desfavorecida  -¿acaso no lo es una niña de cuatro años?-  no me hablen de política. Porque ésta huele fatal por mucha encuesta del CIS que se esgrime. Tómese nota o dimitan quienes resultan inútiles para gobernar. ¿Es pedir demasiado? Muere una niña más -o una mujer adulta- y qué se está haciendo, señores. Revisen los aparatos mediáticos, cuestionen la mentalidad media de la grey, analicen los valores mediocres de los que se empapan muchos paisanos, actúen preventivamente. ¿Es una demanda exigente únicamente para los que gobiernan? Es un grito contra la sociedad, cada vez más individualista, que mira para otro lado. Si no actuamos hoy no estaremos libres de la barbarie al día siguiente.

http://www.eldiario.es/sociedad/Asociacion-Campoamor-Fiscalia-Servicios-Sociales_0_672632960.html

http://ultimocero.com/noticias/movimientos-sociales/2017/08/05/unanime-exigencia-de-responsabilidades-por-el-asesinato-de-la-nina-de-4-anos/


14 comentarios:

  1. La sociedad del futuro es la que estamos construyendo en el presente.
    Nuestros políticos son mediocres. Todos, no hay excepciones.
    Ninguno ha dicho nada.
    Unos están preocupados de la imágen que damos al mundo con la huelga del aeropuerto (esto de las vacaciones se hace notar).
    Los hay que su problema es la masificación del turismo (se dedican a romper autobuses municipales del mismo Ay untamiento para el que trabajan y del que cobran suculentas cantidades).
    Otros se guerrean entre ellos, siendo del mismo partido, porque lo que quieren es el poder.
    Los hay que se afeitan el bigote para estar irreconocibles en Puerto Banús.
    Otros acrecentan soflamas de nuevas ideas con viejos repertorios, todos condenados al fracaso, pero que les mantiene en ese 6.000 al mes y Visa para los viajes gratis....
    Pero ninguno ni ninguna (ahora si lo pongo), ha dicho nada de esta lacra que además molesta, porque les obliga a trabajar, y eso, en ninguna de nuestras regiones (..perdón, autonosuyas), nuestros políticos están dispuestos a dar la cara, porque viven de la política, y no para ella.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy profundamente indignado con la sociedad de mierda en la que vivo. No cuida a sus hijos, los tiene pero no los ama, con lo cual deja el campo abierto a los energúmenos y bestias y a las oportunistas religiones que reclaman a los niños para crecer sus negocios. Respecto al desamparo por parte de las autoridades, pues que éstas se piensen si deben gobernar. Tanto preconizar que la vida es lo primero y la derecha de este país no sabe procurarla.

      Eliminar
  2. Ira, furia, terror, impotencia, injusticia, des-engaño y cobardía..... cuanto menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las autoridades son reflejo de la sociedad cabe pensar que ésta apesta.

      Eliminar
  3. Si lees las barbaridades que escribe el respetable en las redes sociales comentando las noticias periodísticas, sobre lo que les desea a los presuntos autores del hecho, dando ya por juzgado el caso -juicio y justicia paralelos, linchamiento público-, realmente apesta una parte de la sociedad, al menos la que comenta. Desde pedir la pena de muerte, hasta desear la violación por parte de mujeres cuyo perfil en fb es el de defensor de animales, etc.
    Creo que vendría bien un poco de moderación y menos sensacionalismo. Con la ira y el furor solo crece la espiral de salvajismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No las leo porque no me muevo en ellas, más allá de blogger. Y mi intención no es cebarme con presuntos culpables físicos, sino denunciar las deficiencias de la administración y la abundante demagogia partidista que se gastan algunos. No entraré jamás en ¡vivas! o ¡mueras! Los ¡vivas! los reservaré para los comportamientos de talento. Por cierto, el criterio del talento es el que debería primar también al nombrar y rotular las calles de la ciudad, no el sensacionalismo ni el provincianismo ni la nadería de aldea.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Solo me indigno con tirios y troyanos. Los tiempos líquidos en los que mucha gente se refugia tras la facilidad de emitir un vómito más que una expresión cabal y respetuosa solo porque tienen una maquinita en la mano llamada ordenador o móvil. Y visto cómo se comportan los números one de la política mundial, donde Trump es adalid en twitter, la gente no se acoquina y salta a lo bruto sin medir ni valorar ni apreciar. Los modelos son mucho en esta sociedad del autoengaño, Casilda.

      Eliminar
  5. Estremece el desamparo de la criatura, con esa legión de servicios sociales, incapaces de protegerla. La palabrería barata y el plañiderismo político, no consiguen disimular la incompetencia de una burocracia más atenta a su bienestar que al de quienes han de proteger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que me ha indignado, paralelamente a la presunta tortura y muerte de un niño, ¿hay que decirlo así? Todo resulta tan próximo...y tan horrible.

      Eliminar
  6. Todos los días, por aquí, mueren una o dos mujeres asesinadas por sus parejas o por cercanos. La justicia es la que está, básicamente en deuda contra esas víctimas que además resultan ser víctimas de los vericuetos legales en que se apañan los victimarios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son complicadas todas las medidas sociales y administrativas, pero no queda otra sino aplicarlas y trenzar esfuerzos entre entes sociales, burocráticos, policía y jueces. Si se baja el listón se les pone fácil a los maltratadores de toda laya.

      Eliminar
  7. http://ultimocero.com/destacada/2017/08/07/la-junta-podria-no-dar-explicaciones-del-asesinato-de-la-nina-de-4-anos-hasta-el-mes-de-septiembre/

    Viva la burrocracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. Hay causas por exceso y otras por defecto, sin duda. Culpabilidad y responsabilidad no es lo mismo, pero se ven involucradas en los actos infames.

      Eliminar