.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








martes, 25 de abril de 2017

Hoy hace sólo cuarenta y tres años




Ay, entrañables vecinos ibéricos. Vuestros significados son nuestros significantes. ¿Sólo nostálgicos? Cuando recordamos aquella fecha muchos nos estremecemos y vibramos de contento aún. También teníamos cuarenta y tres años menos, estábamos juveniles y eufóricos, y muchos que hoy no viven todavía nos acompañaban. Teníamos sueños pero vuestra audacia los incrementó, ni imagináis hasta qué punto. Puede que desde entonces os hayan metido demasiados goles, como a nosotros. Pero, puestos a hablar de símbolos, al menos vuestra fiesta nacional tiene un sentido justo, adecuado y correcto. Otros no hemos podido decir nunca, nunca, lo mismo. Soy consciente: puede que los símbolos venzan, siempre es más fácil la victoria del lenguaje épico, y que los hombres vayamos dando tumbos con menor fortuna. Pero al menos, y ya digo que en materia simbólica, vosotros podéis llamar al pan, pan y a la libertad, libertad con una dignidad reconocida hasta en una fecha.








No céu cinzento sob o astro mudo
Batendo as asas pela noite calada
Vêm em bandos com pés de veludo
Chupar o sangue fresco da manada
Se alguém se engana com seu ar sisudo
E lhes franqueia as portas à chegada
Eles comem tudo eles comem tudo
Eles comem tudo e não deixam nada 
A toda a parte chegam os vampiros
Poisam nos prédios poisam nas calçadas
Trazem no ventre despojos antigos
Mas nada os prende às vidas acabadas
São os mordomos do universo todo
Senhores à força mandadores sem lei
Enchem as tulhas bebem vinho novo
Dançam a ronda no pinhal do rei
Eles comem tudo eles comem tudo
Eles comem tudo e não deixam nada
No chão do medo tombam os vencidos
Ouvem-se os gritos na noite abafada
Jazem nos fossos vítimas dum credo
E não se esgota o sangue da manada
Se alguém se engana com seu ar sisudo
E lhes franqueia as portas à chegada
Eles comem tudo eles comem tudo
Eles comem tudo e não deixam nada
Eles comem tudo eles comem tudo
Eles comem tudo e não deixam nada




8 comentarios:

  1. Imposible no comentar esta entrada. Yo tenía entonces 25 años y recuerdo aquellos acontecimientos como los más esperanzadores y celebrados del largo y oscuro periodo que fue la dictadura.

    En cada esquina, un amigo
    En cada rostro, igualdad
    Grândola, villa morena
    Tierra de fraternidad
    Tierra de fraternidad
    Grândola villa morena
    En cada rostro, igualdad
    El pueblo es quien más ordena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nombre del pueblo se cometen las mayores atrocidades por parte de os gobiernos que unas veces "elige" el pueblo y otras se impone al pueblo.Habría que desmitificar el concepto pueblo, así no cundirían partidos "populares", por ejemplo.

      El 25 de Abril de Portugal fue entrañable y una gran envidia para los españoles. Recuerdo que estábamos atónitos aquí. ¡Hasta los portugueses nos preceden en la libertad! nos decíamos. Y no era por hacer de menos a los portugueses sino porque al lado de España sus dimensiones eran pequeñas, pero ya ves.

      Aquello dio alas a muchos sueños, pero incluso los suyos fueron contenido y apagados, creo. No obstante es para pensarse el significado que tienen las fiestas nacionales en tantos países, ganados a pulso. Lo demás, por deducción.

      Un abrazo de abril, Loam.

      Eliminar
  2. No es este planeta lugar de idealismos, sin los cuales, paradógicamente vivir resultaría insoportable para algún "puñao". ¿Como habrán conseguido resistir? ¿Se venderían al fin y a la postre por unos metros cúbicos más de oxígeno? ¿o simplemente consiguieron envejecer, que no es poco?
    Recuerdo que por aquellas fechas se había materializado mi sueño biológico (el más frecuente por estos lares): un preciosísimo clavelito rubio de ojos verdes y muy tragón de cuatro meses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú al menos materializabas algo (alguno) pero otros solo convertíamos más en humo de lo que ya era cada uno de nuestros sueños. Es curioso cómo durante los años el franquismo cualquier avance o cambio positivo en otros países una minoría de aquí lo sintiéramos como nuestro. Y es que cuando hay sequía, buscas la lluvia donde sea.

      (Tu clavelito de entonces también lo seguirá siendo para ti ahora, algo más crecidito, supongo, las madres siempre los véis con la misma edad, jej)

      Eliminar
  3. Nooooo en mi caso el cavelito ya es un señor que ha echado barriga. Le interpreto el manido papel de madre porque se que le gusta y en reciprocidad me trata como si fuera su hija. Pobre tiene mucho de maternal y con buenas razones. Eso si, me ofreció una infancia gloriosa, pero aquello pasó y no lo echo de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale la experiencia y naturalmente la transmisión desenfadada por tu parte de tal experiencia.

      Eliminar
  4. Ostras, muy bueno esto de : Vuestros significados son nuestros significantes.
    Una frase que lleva carga de profundidad.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo, tengo mis dudas. Para variar. Un abrazo, Miquel, que la vida ruede.

      Eliminar