.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








jueves, 16 de marzo de 2017

Disociaciones y acabamientos








A veces dentro del hombre se disocian de pronto las imágenes del mundo y se vuelven inservibles las palabras que ha pretendido cultivar para interpretarlo. Demasiado alto, ancho, largo el mundo. Extremadamente pequeños, angostos, cortos los signos que pretendía el hombre que devinieran en palabras. La nave de la ilusión se rompió contra la respiración cotidiana hace tiempo. La vida no calla aunque calle el cantor. Y la voz antigua de la tierra que el poeta zamorano decía robar al infausto dictador se diluyó por los aires durante décadas. Hoy queda humo. Hoy la palabra mendiga tras nuevas geometrías. Aunque acaso tampoco sirvan ya las tipografías más bellas que el hombre calígrafo diseñó una vez.



(Imagen: página del Arte subtilissima, de Juan de Yciar, de 1553)



8 comentarios:

  1. La geometría, admirable armonía per se, no depende ni necesita de nuestra interpretación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La geometría de las formas naturales no la conoceríamos sin nuestra interpretación y adaptación para nuestro uso.

      Eliminar
  2. Me comentaron en cierta ocasión que una imágen vale más que mil palabras.
    Leyendo según que autores, Borges, por ejemplo, creo que no es así.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad es un tópico, nada es tan simple, cuando una imagen nos impacta y creemos que nos hace comprender mejor que nada es porque interiormente ya hemos avanzado mucho el camino de la comprensión. No creo en iluminaciones ni revelaciones. Aunque llamemos de ese modo al punto en que nos caemos del burro y logramos entender. Pero sin el trabajo interior, emocional y racional, ni su ebullición, ni su desbordamiento y errores, no habría imágenes. Y las palabras son imágenes extremadamente perfeccionadas y sofisticadas. Aunque nunca salgan de nosotros. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gracias.
    No soy de mucho entrar para rebatir y/o responder.
    Y lo soy menos en ciertas páginas, esta por ejemplo, en que el mismo argumento es por si poco dado a rebatir por su fuerza pedagógica.
    Entendámonos, es una muy buena página a la que poco he de añadir, y a la que estoy suscrito por vitalidad.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si solo aprendo algo del día a día y gracias al intercambio con vosotros...y a mi obstinada persecución con el método de la duda. Algo compruebo los últimos años: que me sobran para vivir y comprender los ilusorios montajes de superestructuras de ideas, de dogmas, de tópicos, de todo aquello dado por hecho y reconocido.

      Eliminar
  4. La belleza de las letras y su poder de transformación es asombroso.Letras que forman palabras y dan sentido y motivo al pensamiento humano, pero la vida continúa,sin nosotros y sin tipografía ni nada que suene humano. A algunos les produce congoja porque no imaginan una existencia sin humanidad y persiguen una gloria irrelevante y marchita desde su nacimiento.
    Prefiero la emoción sin letra porque esa persiste en el tiempo, más allá de nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿por qué necesitamos expresar esa emoción sentida con otros signos y transmitirla?

      Eliminar