.

.


La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.








domingo, 8 de enero de 2017

El cartapacio de Herr Gustav. 2



















Al ir a deshacer aquel nudo los dedos del hombre se demoraron con torpeza, confusos. Dudaba al abrir el cartapacio. ¿Qué saldría de él? ¿Suspensión o caída? Tal vez la suerte estaba echada y todo lo que iba a quedar entre sus manos serían los bocetos de un tiempo que había terminado.

Qué ocurrencia la suya, herr Gustav, al pedirme que me coloque en distintas posturas. ¿Me enseñará después lo que dibuja? Jamás he tenido pudor en conceder favores de otra clase a muchos hombres, pero estar ante alguien que toma mi cuerpo para ponerlo en unos papeles me hace sentir extraña. Dígame que no los hará correr por ahí, que sólo son para usted, para sus trabajos y, si quiere, para deleitarse en ellos. No le voy a ocultar que me gustaría que mis amigas vieran esos dibujos, ya que tanto presumen de estar con académicos o con señores de la alta sociedad. Pero esos tipos no les dan sino lo ajustado, cuando no desprecio. Para mí lo que usted llama bocetos es como un premio. Sus miradas me tocan de una manera que no me resulta ajena y en absoluto violenta. Por cierto, cuando me dibuja, ¿me ve natural? No sé si se ha dado cuenta de que hago todo lo posible por mostrarme como soy. Si es capaz de dibujarme no solo cuando le ofrezco mis perfiles sino captando también mis sensaciones me emocionará, ¿sabe?



6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mercà, se puede intentar, ya sabes que no hay dos sin tres, por lo menos.

      Eliminar
  2. El misterio permanece mientras continúe cerrado, su contenido puede ser genial o pésimo, pero el influjo del misterio colabora con él. Una vez abierto se acabó todo misterio...

    Suerte,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes, José. Aunque hay hojas que una vez abierta la carpeta pueden contener a su vez otros misterios. Ya sabes, lo de las cajas chinas.

      Eliminar
  3. Captar el interior y plasmarlo. Me sorprende agradablemente ese deseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre un intento, nunca se capta -captura- lo que va dentro de cada ser y cada mundo.

      Eliminar