La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 18 de julio de 2016
















12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Por un lado punto y aparte. Por otro ...

      Eliminar
  2. Silencio, que viene el fantasma. Y la excusa, y el comodín, y el recurso manido. Disfrutad del día. Hasta el silencio os sale demagógico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón tenía Antonio Machado. Es triste lo tuyo, hermano Anónimo.

      Eliminar
    2. Fanstasma es, en sus peores acepciones, quien bajo la cubierta del supuesto anonimato, que nunca lo es, mi despreciable anónimo, vierte su rencor en blogs ajenos donde ya se le está tolerando mucho.

      Eliminar
    3. Es triste el rencor, venga de donde venga, y más después de aquella barbarie. Triste y dificultoso para las relaciones sociales y la convivencia. Saludo, Casilda.

      Eliminar
  3. Un silencio respetuoso por aquél de 1936 y, si me lo permites, una alegría por ese mismo día de 1918 en una pequeña aldea sudafricana.
    Un abrazo Fackel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nelson te agradecerá que le recuerdes, aunque lo suyo y lo de su gente tuvo tela también.

      En fin, quiero seguir manteniendo el silencio, un abrazo.

      Eliminar