La mitad del tiempo se la pasa resistiendo. La otra mitad indignándose.







lunes, 16 de mayo de 2016

La España que es (versión quijotesca)




"- En estas estamos, mi fiel Sancho, que nos hemos plantado hasta las mismas puertas del reino  donde gobierna el feroz Vulcano. 

- No lo crea ansí, señor mío, que apenas se trata de unos hilillos de brasas que una cuerda de presos que iba para galeras dejó, camino de su infausto destino.

- Pues yo te digo que el fuego lo ocupa todo y el cielo ha quedado nublado y Dios sabe qué habrán sido de las nubes que otrora contemplábamos en nuestros ratos de solazado descanso.

- Ya verá usted, mi amo, cómo pronto llegarán los vecinos de este lugar pertrechados para apagar estos rastrojos.

- No son rastrojos, Sancho ignorante, no seas terco ni me tomes por orate, que bien veo que este fuego acecha por todas partes y no parece cosa baladí. A buen seguro que a alguien poderoso de estos territorios no le importa quedarse sin tierra con tal de que tampoco otros puedan disponer de ella.  

- No vea usted lo que no es, pues ¿qué interés podría tener nadie en quedarse sin tierra bajos sus pies ni cosechas de las que alimentarse?

- No entiendes nada, parece que tu simpleza hiciera causa común con los injustos dominadores de este mundo. Bien puede ser que aquellos que gobiernan y recaudan y dictan normas y leyes para los demás no sepan estar a la altura de las circunstancias y permitan las mayores atrocidades con los bienes y vidas del prójimo. Alejémonos antes de que las llamas nos cerquen y la indignación nos vuelva más impotentes, pues nada parece curarse en el reino del Merlín de pacotilla que nos toca vivir".

   


8 comentarios:

  1. Vaya desastre con las ruedas, tantas y tantas ruedas. Si Don Quijote hubiese pasado por aquí...¿qué le habría dicho Sancho?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no estoy seguro. En mi versión Don Quijote es el cuerdo, el irritado, el subversivo, frente a Sancho-pueblo que traga, traga, traga y traga...

      Eliminar
  2. Muy ingenioso. Pero....si tenía entendido que los neumáticos reciclados daban muy buen resultado incorporando su química al firme de las carreteras. O acaso solo ocurre allá lejotes por un país chiquito de nombre Islandia?
    Magnífica la imagen elegida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quisiera ni por asomo respirar la atmósfera próxima. Y la imagen que este país tiene que estar dando por ahí fuera debe ser tercermundista, para variar.

      Eliminar
  3. Tercermundista. Un desastre que no se justifica de ninguna manera. Da vergüenza. No se puede aguantar.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, Francesc. Un país con tantas administraciones, autonomías, nacionalidades, diputaciones. ciudades, villas, aldeas, parroquias y pedanías que mantiene la Ilegalidad en su seno no puede ser un país serio (por cierto los menos serios de todos pretenden usar el término "serio" para su propaganda electoral) No me reconozco en los trileros de toda laya que cunden y nos mantienen en el riesgo. El Estado, para variar, siempre haciendo mutis por el foro.

      Eliminar
  4. Voy pensando que esto, en efecto, es España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo tuve un punto de debilidad contrita y llegué a creerme que podríamos por fin ser otra cosa. Ya veo que no está claro. Esto sigue siendo el patio de Monipodio.

      Eliminar